La agenda de géneros gana en el Congreso

La Cámara de Diputados le dió media sanción esta madrugada al proyecto de ley de inclusión laboral para la población trans, travesti y transgénero, donde se establece que el Estado deberá contratar al menos el 1 por ciento de la dotación de la administración pública, en todas las modalidades de contratación regular vigentes. La iniciativa, aprobada a la 1.20 de este viernes, se debatió durante tres horas y sumó 207 votos a favor; 11 en contra y 7 abstenciones.
El proyecto de Ley de Promoción del Acceso al Empleo Formal para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero es reclamado por 150 organizaciones que lo impulsan desde 2016 y es el producto de la fusión de los proyectos Diana Sacayán y Lohana Berkins.
El año pasado el presidente Alberto Fernández decretó el cupo laboral trans en los organismos de la administración pública nacional, pero esta ley es mucho más amplia porque incluye también al empleo público provincial y el empleo privado. En este último se promueve la inclusión a través de exenciones impositivas. Además, propone medidas para garantizar la terminalidad educativa y la capacitación para subsanar la falta de acceso al estudio que sufre este colectivo históricamente. También por ejemplo impulsa el acceso al crédito para emprendimientos productivos, a través del Banco Nación.

Marcela Tobaldi, coordinadora de la organización La Rosa Naranja, sostuvo que este proyecto es fundamental para esta población históricamente vulnerada.

En la madrugada se aprobó la Ley de Equidad en la Representación de Géneros en los Servicios de Comunicación. La Cámara de Diputados convirtió en ley esta madrugada el proyecto para promover la paridad de género desde una perspectiva de diversidad sexual, en los servicios de radiodifusión sonora y televisada del Estado Nacional. cualquiera sea la plataforma utilizada. La iniciativa fue aprobada a las 3.30 con 134 votos afirmativos aportados por el Frente de Todos, y los interbloques Federal, y de Unidad Federal para el Desarrollo. Según informó la agencia Télam, la mayoría de los diputados de Juntos por el Cambio se levantó en el momento que se iba a realizar la votación en general, y los nueve que se quedaron en el recinto lo hicieron en contra.
La ley promueve la equidad de géneros en los medios de comunicación de cualquier soporte tanto públicos como privados con y sin fines de lucro. Para los públicos establece garantías en la representación de personas trans de al menos un 1% con sanciones para los que no cumplen. Y para los privados se establece un régimen de promoción. Es el resultado de encuentros federales de periodistas feministas que se desarrollaron de forma virtual entre junio y agosto. En octubre del 2020 la senadora del Frente de Todos Norma Durango la impulsó en el Senado y logró le dio media sanción por unanimidad.
En la Argentina, un estudio de Comunicación para la Igualdad muestra que las mujeres representan el 64% de graduadas en carreras de comunicación, sin embargo si vamos a los medios ocupan un 30% de los puestos laborales. No hay estadísticas sobre personas trans ni lesbianas, por eso es tan importante esta ley que convierte a Argentina en el primer país del mundo con una ley de paridad en los medios de comunicación.