La Ciudad de Buenos Aires proyecta «un cierre total» de actividades los fines de semana

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, analiza un «cierre total» de actividades y circulación los fines de semana, ante la suba de casos de coronavirus en el Área Metropolitana.

El paquete de medidas comenzaría a regir desde las cero hora del sábado, una vez que finalice la vigencia del actual decreto de necesidad y urgencia emitido por la Nación y arranque una nueva etapa de restricciones dispuestas para contener los contagios.

Las nuevas restricciones en la Ciudad

Comercios

Solo podrán abrir los comercios considerados esenciales, como supermercados y farmacias, en tanto que a los locales de gastronomía se les permitirá funcionar, exclusivamente, con el servicio de «take away» o «retiro en el lugar» y a través de los deliveries.

De lunes a viernes, en tanto, el análisis contempla que la actividad gastronómica de bares y restaurantes pueda funcionar con una atención de los clientes en las mesas situadas en los espacios exteriores, como veredas y plataformas.

Espacios abiertos

Por otra parte, las autoridades porteñas pusieron el foco en lo que ocurre en los parques y plazas de la Ciudad, donde la gente se reúne a hacer actividad física, pero donde también se observan celebraciones familiares y reuniones que exceden la cantidad de diez personas, el tope establecido para los encuentros al aire libre.

Por ello, se avanzó en la idea de clausurar los patios de juegos de los espacios verdes para desalentar las reuniones y encuentros sociales en esos sitios.

Por otra parte, se permitirá un máximo de diez personas poder reunirse en espacio público.

Educación

Voceros del Ejecutivo porteño indicaron que habrá continuidad de la educación en las aulas para los alumnos de los niveles maternal, inicial, primaria y especial.

El detalle final de cómo quedará el esquema se está terminando de definir durante esta jornada, pero distintas fuentes dieron cuenta de la posibilidad de que el primer y segundo año de la secundaria alterne presencialidad y virtualidad, en un esquema bimodal, mientras los últimos tres años de este ciclo continuarán a distancia, sin asistencia a las aulas.