La culpa es de Todxs

El presidente Mauricio Macri brindó una conferencia de prensa tras la dura derrota en las PASO y, lejos de asumir el rechazo a sus políticas de ajuste, culpó a la oposición, sostuvo que desde el kirchnerismo tienen «que trabajar en demostrar que van a hacer algo distinto a lo que hicieron antes» y llegó a decir que «esta elección no sucedió». Frente a ese panorama, el candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto, aclaró que «el Presidente está en control» y «hay un ejercicio pleno del Gobierno».

Macri dijo que «la elección de octubre va a ser una buena oportunidad para demostrar que el cambio continúa» y aseguró que desde el oficialismo «estamos convencidos de que tenemos muchas cosas para proponer todavía». «Esta elección es un mensaje y nosotros lo escuchamos. Hay bronca acumulada de todo el proceso económico muy duro que atravesamos. Lo entendemos y estamos acá para seguir trabajando», comenzó.

Frente a la contudente ventaja que le sacó la lista encabezada por Alberto Fernández, que ni siquiera fue prevista por los sondeos previos, Macri analizó que «los encuestadores «fallaron porque finalmente la gente toma sus decisiones a última hora, eso es lo que explica el error tan grande de las encuestadoras, y es lo mismo que puede pasar en octubre».

Consultado sobre la corrida cambiaria que llevó el dolar a cotizar casi $65 en algunos bancos, el Presidente reconoció que «hemos tenido un día muy malo» y «estamos más pobres que antes de las PASO». «Nos ha pegado muy fuerte el aumento del dólar con todas las consecuencias que eso tiene, como todo lo sabemos», comentó.

Frente a lo que consideró «un momento complejo sobre una economía que ya venía muy dañada», Macri anunció que «instruí al equipo económico para que prepare todas las medidas necesarias para cuidar a los argentinos, haciéndonos cargo de nuestra tarea para que el proceso electoral no castigue aún más a los argentinos».

«Vamos a hacernos cargo, pero las cosas así no van a mejorar porque el problema mayor que hoy tenemos los argentinos es que la alternativa kirchnerista no tiene credibilidad en el mundo, no tiene la confianza necesaria para que la gente quiera venir a invertir al país», adelantó.

Asimismo, Macri auguró que «la baja de la inflación se va a revertir por la inestabilidad en el tipo de cambio» y aprovechó para insistir con su discurso electoralista: «No creo que vaya a haber una mejora si caemos en las políticas del pasado».

En gran parte de la conferencia de prensa, Macri buscó responsabilizar a la principal fuerza de la oposición. De hecho, afirmó que «hay un problema grave entre el kirchnerismo y el mundo». «No les confían el mundo político y el mundo económico en lo que quieren hacer con la Argentina otra vez. Tienen que ellos que trabajar en demostrar que van a hacer algo distinto a lo que hicieron antes, porque por lo que hicieron antes pasa lo que pasó hoy, cuando debería ser apenas una noticia buena para algunos y mala para otros pero una mala para todos los actores económicos», argumentó.

En la misma línea, enfatizó que «ahora nuestras políticas de continuidad están en duda» y remarcó que «la de ayer fue una mala noticia para los mercados». «El kirchnerismo tiene más responsabilidad que el domingo. La confianza cuesta mucho conseguirla y ellos la dilapidaron durante sus doce años», continuó.

Respecto a los tiempos que restan para cumplir su mandato, Macri reafirmó que «están revistos los plazos y estamos gobernando como corresponde». «Nos hacemos cargo de las dificultades que generaron estas PASO. El equipo Económico está trabajando para generar las condiciones para proteger a los argentinos», subrayó.

Igualmente, señaló que en las PASO hubo «voto bronca» y se jactó de haber «recorrido el país de punta a punta» donde «la gente decía que la situación estaba dura». «Espero que los que votaron a los K o a otra alternativa o no fueron a votar octubre es una buena oportunidad para pensar si en el pasado vamos a encontrar algo positivo», instó.

Pese a los rumores, Macri descaró cambios en su Gobierno ya que «la elección está ahí nomás»: «Los cambios de Gabinete no se hacen faltando pocas semanas e improvisando», alegó, al tiempo que completó: «Estamos convencidos de que si seguimos haciendo lo que estamos haciendo nos espera un gran futuro y que si volvemos al pasado vamos a tener que empezar de cero todo».

Con varias intervenciones a lo largo de la rueda de prensa, el senador Miguel Pichetto, compañero de fórmula de Macri, aclaró que «el Presidente está en control, esto no terminó. Hay un ejercicio pleno del gobierno del presidente Macri. Acá no hay transición, las elecciones son el 27 de octubre».