La ley contra incendios también es urgente

El Frente de Todos junto a bloques opositores pidieron que la Cámara de Diputados realice una sesión especial para tratar el próximo martes los proyectos de Aporte Extraordinario, el Manejo del Fuego y la ley para Garantizar la formación integral en ambiente. La carta enviada al presidente de la Cámara, Sergio Massa, lleva las firmas del presidente de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, junto a los titulares de los interbloques Federal, Eduardo Bucca; del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, y Acción Federal, Felipe Álvarez.

Además del debate por el Aporte Extraordinario, que busca recaudar unos 307.000 millones de pesos y destinarlos a planes de salud y proyectos productivos, se busca sancionar dos leyes ambientales. Una es la Ley 26.815 de Manejo del Fuego que intenta frenar los incendios y garantizar la recuperación y restauración de las superficies incendiadas. El otro proyecto pretende garantizar la formación integral en ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible y con especial énfasis en cambio climático para las personas que se desempeñen en la función pública.

El texto que modifica la Ley del Manejo del Fuego es impulsado por Máximo Kirchner y tiene dictamen de mayoría en la comisión de Recursos Naturales. Prohíbe el cambio del uso del suelo en las zonas afectadas por incendios forestales: prohíbe por 60 años las modificaciones en los bosques nativos, áreas protegidas y humedales incendiados y por 30 años para el caso de zonas agrícolas, praderas, pastizales o matorrales. De esta manera, se intenta frenar la especulación financiera e inmobiliaria que hay detrás de las tierras incendiadas intencionalmente en catorce provincias del país. En lo que va del año, los incendios ya afectaron 900 mil hectáreas. La diputada del Frente de Todos Daniela Vilar indicó que previene “que los incendios se generan intencionalmente con fines especulativos”. “No sólo hablamos de los bosques que ya tienen una legislación, sino de la recuperación del suelo y todos los servicios socio-ambientales que se pierden a partir de los incendios”, afirmó.
Según los datos del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, el 95% de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas para la preparación de áreas de pastoreo con fuego, fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas y el abandono de tierras. Desde Greenpeace indicaron que “el sector agropecuario es uno de los principales responsables de arrasar con los bosques y humedales mediante el uso de topadoras o del fuego”. Desde la organización responsabilizan a la Sociedad Rural por los incendios en algunas de las provincias afectadas que en total suman casi medio millón de hectáreas quemadas.

“Sin comprender (o sí…) que una de las soluciones para que esto no siga ocurriendo es la firma urgente de una Ley de Humedales, Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina sigue insistiendo en detener el avance de dicha ley y busca también hacer más restrictiva la Ley de Bosques actual, haciéndola más restrictiva. ¿Por qué? Porque evitando la promulgación de estas leyes protegen sus negocios a costa de nuestros bosques y humedales, alejándose de todo castigo y responsabilidad por la destrucción de nuestro medioambiente”, afirmaron.