La marcha de la bronca (macrista)

El sábado pasado militantes de Cambiemos realizaron una movilización desde el Obelisco hasta la Plaza de Mayo para expresar su apoyo al presidente Mauricio Macri. Miles de personas se acercaron a la Casa Rosada al grito de “Sí/se/puede” y “Ar/gen/tina, sin/ Cris/tina. Por primera vez en su mandato, Macri ordenó abrir las rejas que separan la Casa de Gobierno de la plaza y permitió que sus adeptos se acercaran más. Al anochecer, el mandatario y la primera dama, Juliana Awada, salieron a saludar desde el balcón. Macri hizo gestos de emoción y se persignó para después elevar sus brazos al cielo.

“La república está en riesgo porque vamos al comunismo y al stanilismo”, afirmó una de las personas a C5N. Otro de los asistentes admitió que la gestión económica de la Alianza Cambiemos es mala pero igualmente lo apoya. “Antes a lo mejor comía un asadito pero no me interesa el asado”, sostuvo. Además, consideró que el amplio resultado en favor de la fórmula Fernández – Fernández en las PASO se debió al fraude. Esta acusación fue repetida por la mayoría de lxs entrevistadxs ante el periodista Lautaro Maislin para el canal de noticias.

La líder de la Coalición Cívica y diputada de la Alianza Cambiemos por la Ciudad de Buenos Aires, Elisa Carrió, fue la primera de hablar de fraude en sus redes sociales sin hacer ningún tipo de denuncia ante la Justicia Electoral. “Estamos analizando los resultados y hay demasiados datos que son incorrectos y muchos son votos a Macri directamente suprimidos en el telegrama.De modo tal que me da la impresión por gente que estuvo en el territorio, que el control narco en determinados sectores del norte y del conurbano es central. Asi que en eso estamos trabajando. Cada vez estoy más segura de nuestra victoria en octubre”, escribió en su Twitter el 14 de agosto, días después de las primarias.

“Les vamos a romper bien en el orto a todos en octubre. A todos los putos periodistas vendidos hijos de puta. Son unos hijos de puta vendidos. Hay muchos periodistas que despúes de las PASO se vendieron por plata. Les vamos a romper el culo, a vos y a todos”, increpó un hombre de alredor de cuarenta años al cronista. Mientras otros trataban de calmar su violencia, la persona seguía gritando “le vamos a romper el orto en octubre”.