«La moratoria es una medida para amortiguar una crisis sin precedentes»

La titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, sostuvo este miércoles que la ampliación de la moratoria contemplada en la Ley de Solidaridad «es una medida de alivio» frente a las consecuencias de la pandemia. Además, dijo que desde el Gobierno confían «que genere un gran consenso cuando se discuta en el Congreso».

En declaraciones al programa «La Mañana», que conducen Víctor Hugo Morales y Cynthia García por la AM750, la funcionaria explicó que se trata de «una herramienta para amortiguar una crisis sin precedentes». «La ampliación de la moratoria es una medida de alivio para las pymes, los comercios, los monotributistas y las empresas grandes», subrayó.

Asimismo, Marcó del Pont recordó que «la moratoria aprobada a fines de 2019 se focalizó en las pymes, que eran el sector más afectado después de cuatro años de discriminación y caída del mercado interno». «La irrupción de la Covid-19 hizo que todo el entramado productivo acumule nuevas deudas que la ampliación de la moratoria busca abordar», comentó.

En este punto, reconoció que «no sólo las pequeñas y medianas empresas sino las grandes también, los autónomos, los monotributistas, y muchos de ellos no habían ingresado a la moratoria de diciembre». «En esta ampliación incorporamos a personas humanas, a asociaciones civiles sin fines de lucro y a empresas grandes. El dato más importante es que hay quita de intereses, por eso la moratoria tiene que salir por ley, no puede decidirlo la AFIP por sí misma», amplió.

Finalmente, explicó que «a las empresas grandes les estamos pidiendo ciertos compromisos como por ejemplo no distribuir utilidades por 24 meses, no pueden hacer pagos al exterior entre las mismas empresas, y estamos impidiendo que utilicen mecanismos de elusión a través de la compraventa de bonos».