La niña sin miedo

*Por Eleonora Bergoglio

Salí bien temprano al amanecer para acceder a este lugar sin turistas a la vista.

El 7 de marzo de 2017, víspera del Día de la Mujer, apareció en Wall Street, justo enfrente del mítico toro, la estatua de una niña con pose desafiante. Sus escasos 130 centímetros y 110 kilos poco tienen que hacer frente a la bestia de 3,4 metros de altura y más de tres toneladas. Sin embargo, la niña de bronce se ha convertido en todo un símbolo feminista y de lucha contra el poder.

A los pies de la escultura hay una placa con este mensaje: “Conoce el poder de las mujeres en el liderazgo. ELLAS hacen la diferencia”.

Hay quienes dicen que la niña debería estar arriba del toro, domándolo. Por eso bien tarde en la noche, nos fuimos a domarlo.