La nueva cepa de COVID y la efectividad de las vacunas

El sábado pasado las autoridades británicas alertaron sobre la presencia de una nueva cepa, que fue también detectada en Italia, Australia y Países Bajos, entre otras naciones.La variante, según estimaciones iniciales de los especialistas británicos, podría ser un 70% más contagiosa.

La noticia motivó el cierre de fronteras con Reino Unido con bloqueos y cancelaciones en los transportes a nivel mundial desde y hacia las islas, tanto dentro como fuera de Europa, para detectar la propagación.

La Sociedad Argentina de Infectología dio su opinión sobre la nueva Cepa , a través de un documento.

¿Cómo se originó?, ¿Afectará a las vacunas esta nueva variante? A continuación el documento de la Sociedad Argentina de Infectología.

Esta nueva variante ha sido llamada VUI-202012/01 (Primera variante bajo investigación “Variant Under Investigation” de diciembre 2020) y está definida por múltiples cambios o mutaciones a nivel de la proteína S. El grupo difiere en 29 sustituciones de nucleótidos con respecto a la cepa original de Wuhan, que es más alta que la tasa de mutaciones esperadas (2 mutaciones por mes) por la evolución natural del virus en la población. Una de las
más importantes es la mutación N501Y que se encuentra en el dominio de unión al receptor del virus (RBD), que es el encargado de unirse al receptor humano ACE2, para la entrada del virus a las células. Cambios en esta parte
de la proteína Spike podrían, en teoría (según lo evaluado en algunos modelos animales ), aumentar la capacidad infecciosa del virus y de esta manera que se disemine más rápidamente. Algunas de las mutaciones presentes en esta variante ya habían sido detectadas en cepas circulantes en Latinoamérica, como la D614G que está presente en la mayoría de las variantes virales de esta región.

¿Cómo se detectó esta variante y cuán frecuente es?

Fue detectada por el Consorcio del Reino Unido de Estudio Genómico COVID -19. Durante las últimas semanas, el Reino Unido se ha enfrentado a un rápido aumento de casos de COVID-19. Este aumento fue más pronunciado en el sureste de Inglaterra, con un aumento en la tasa de notificación de casos de 14 días de 100 casos por 100000 habitantes en la semana 41/2020 a más de 400 por 100000 en la semana 50/2020. Esta situación condujo a intensificar la investigación epidemiológica y virológica. Del análisis utilizando la secuencia del genoma viral, se identificaron una gran proporción (> 50%) de los casos pertenecían a un nuevo grupo filogenético único.

Al 13 de diciembre de 2020, 1108 individuos habían sido identificados con esta variante del virus en Inglaterra, con el primer caso identificado el 20 de septiembre 2020. El rápido aumento observado en los casos de COVID-19 en
general se asoció temporalmente con la aparición de la nueva variante en esta área en noviembre de 2020. Los casos de COVID-19 reportados relacionados con la variante VUI 202012/01 están concentrado en Kent y el sudeste

de Inglaterra, incluidas las regiones de Londres y el este de Inglaterra, pero hay indicios de una incidencia más generalizada de casos en el Reino Unido, así como de un pequeño número de casos fuera del Reino Unido (Dinamarca, Países Bajos y Bélgica).

¿Tiene capacidad para diseminarse más rápidamente?

Según lo informado por el gobierno británico del análisis inicial de la situación en el Sur del Reino Unido, surge que esta variante puede estar asociada al aumento de casos en la región. Esto no implica necesariamente que sea
la causa del incremento de casos. La época del año a nivel mundial ha promovido el relajamiento de las medidas de distanciamiento social y se necesitan más análisis a finde determinar cuál es el principal determinante
de esta alza en el número de nuevas infecciones. Modelos matemáticos, en los cuales no está ponderado el impacto de la falta de adherencia a las medidas de distanciamiento, sugieren que esta variante podría ser un 70% más transmisible que las variantes que circulaban anteriormente, con un aumento estimado en el número reproductivo (R) en 0.

¿Es esperable que el virus presente mutaciones?

El SARS-CoV-2 es un virus de ARN y las mutaciones surgen de forma natural a medida que el virus se replica. Desde el inicio de la pandemia se ha reportado miles de mutaciones, pero de todas ellas sólo una minoría produce cambios significativos en el virus y que fundamentalmente son útiles para monitorear los brotes. COG-UK ha detectado hasta el momento alrededor de 4000 mutaciones en la proteína Spike.

¿Tiene impacto sobre la sensibilidad de las técnicas de diagnóstico?
El Reino Unido informa que la deleción 69-70 en la proteína Spike puede generar un falso negativo en el estudio de PCR que se basen en la detección del gen S. Estos ensayos no se usan de manera frecuente a nivel mundial y en caso de utilizarlos deberían combinarse con la detección de otros genes ya que la mayoría de las mutaciones ocurren a nivel del gen S.

¿Cuál es el potencial impacto en la severidad de la infección?

La mayoría de las mutaciones que surgen no proporcionarán una ventaja selectiva al virus . Sin embargo, algunas mutaciones o combinaciones de mutaciones pueden proporcionar al virus una ventaja selectiva, como una
mayor transmisibilidad (por ejemplo, a través de un aumento en la unión del receptor o la capacidad de evadir la respuesta inmune del huésped alterando la superficie estructuras reconocidas por anticuerpos). La variante D614G proporcionó una ventaja selectiva, a través del aumento de la infectividad celular, pero no hubo ningún efecto identificable sobre la gravedad de la infección o las tasas de mortalidad.

La información disponible sobre la gravedad de las infecciones causadas por la nueva variante del virus es limitada. Hasta la fecha, no hay indicios de aumento de la gravedad de la infección en relación con la variante. Estos datos presentan como limitantes que La mayoría de los casos asociados a la misma se detectaron en personas menores de 60 años, que tienen menos probabilidades de desarrollar síntomas graves.

¿Esta variante puede afectar la efectividad de la vacuna?

No hay datos fenotípicos disponibles para la nueva variante y no hay datos disponibles con respecto a la capacidad de los anticuerpos generados por las vacunas en uso o en desarrollo para neutralizar esta variante. Como se mencionó anteriormente, la nueva variante de virus presenta varias mutaciones en la proteína S, incluida una en el sitio de unión al receptor. La mayoría de las nuevas vacunas para SARS-CoV-2 se basan en la generación de anticuerpos contra la proteína S. Sin embargo, las vacunas producen anticuerpos contra muchas regiones de la proteína S, por lo que es poco probable que un solo cambio haga que la vacuna sea menos eficaz. Es esencial monitorear los cambios en la proteína S entre las cepas circulantes de SARS-CoV-2 y evaluar posibles cambios antigénicos. La caracterización antigénica de la nueva variante está en curso y se esperan resultados en las próximas semanas. Será importante realizar la vigilancia de efectividad de las vacunas COVID-19 en uso.