La pesada herencia M

Economistas y académicos de las universidades bonaerenses analizaron la situación que dejó el gobierno de Mauricio Macri y plantean posibles soluciones. En diálogo con La García, los especialistas coincidieron que el panorama es muy complejo.

Julián Zícari, economista y docente de la Universidad Nacional de Avellaneda, sostuvo la economía que se viene desmoronando y que tardará por lo menos tres trimestres en detener ese proceso. “Los dos pilares centrales: uno es la economía interna que se viene desmoronando y creo que va a tardar bastante en encontrar su piso. Creo que vienen dos o tre trimestres más de caída de producto. El otro eje es la situación laboral, social, salarial que está en un estado deplorable. Hay urgencias de hambre. Me parece que son los primero pasos que tiene que atacar este gobierno”, explicó a esta plataforma.

Por su parte, Rodolfo Pastore, director del Departamento de Economía y Administración de la Universidad Nacional de Quilmes, se refirió a la importancia del desarrollo de la Economía Social para superar la crisis. “Tenemos varios problemas heredados del anterior gobierno. Uno es el trabajo, la falta, la precariedad. Otro es la inflación que hace que el acceso alimentario sea muy difícil. Junto con eso tenemos la resistencia popular y la organización colectiva de las familias y de los barrios, de la economía popular que han logrado resistir y dar respuestas económicas. Tenemos constituidas redes que viene trabajando a nivel de cooperativas, de emprendimientos sociales, de la economía popular y también de las universidades”, indicó.

Federico Vaccarezza, economista y docente de la Universidad de Avellaneda, consideró que lo central es generar las divisas para pagar los compromisos que se vencen. “Hay que tener en cuenta la generación de divisas que se van a necesitar para los pagos a los organismos internacionales. En materia de deuda, poder desarrollar un sector externo que permita afrontarlo. Además, crecer y poder desarrollar Argentina. Dejaron una primarización de la exportación muy fuerte, eso afectó de manera muy severa el valor agregado de los productos argentinos”, le dijo a La García.

Con respecto al plano educativo, Alejandro Villar, rector de la Universidad Nacional de Quilmes, dijo que las universidades fueron despreciadas durante el gobierno de Mauricio Macri y es momento de incluirlas en la solución a la crisis. “Se deja una situación muy compleja en términos de recursos y de presupuesto. Estamos convencidos que vamos a avanzar porque la universidad es clave para procesos de inclusión pero también como factor de desarrollo. Las universidades vamos a ser otra vez actores de las políticas públicas, sabemos que podemos contribuir al desarrollo. Los cuatro años que pasaron fuimos reemplazados por consultoras u ONGs”, afirmó.

Producción y Realización: Leonardo Pérez Candreva