La Plata: jornada de debate de lxs dirigentes de la CTA de los Trabajadores

Con la presencia de referentes sindicales de todo el país, se realizó en La Plata la Jornada Nacional de Debate y Formación para dirigentes de la CTA de los Trabajadores. El encuentro, organizado por la Secretaría nacional de Formación e Investigación de la Central, estuvo marcado por la apelación a fortalecer el movimiento popular para derrotar el proyecto neoliberal encarnado en la Alianza Cambiemos y generar las condiciones para un gobierno que recupere derechos.

La mesa que cerró la actividad del miércoles 8 se centró en Economía y política. Carlos Bianco analizó el plan con el que el gobierno actual accedió al poder y las razones de su fracaso, así como las perspectivas en un contexto en el que se prevé que no habrá inversiones externas ni aumento del comercio internacional: concluyó en que las posibilidades de sacar a flote la economía pasan por recuperar el consumo interno y reactivar la inversión pública y la industria nacional. Pablo Manzanelli abordó la valorización financiera en el gobierno de Macri y diferenció el bloque dominante del ciclo 1976-2001, encabezado por los grupos económicos locales, del actual, dominado por el capital financiero internacional. Subrayó que la gran diferencia con el 2001 está dada por la relevancia de los sectores populares organizados.

El jueves 9 se trabajó con una mesa sobre el Movimiento popular. Andrés Larisgoitía, Director de Relaciones Internacionales de CTA, se refirió a las organizaciones sindicales internacionales, la inserción de la CTA en las mismas y destacó la vitalidad del movimiento sindical argentino en relación con el contexto latinoamericano. La Secretaria de Género de CTA, Estela Díaz, propuso una revisión del feminismo y la organización de las mujeres en la historia argentina. En este repaso se destacó la presencia temprana del feminismo en las primeras organizaciones sindicales y en el movimiento popular. De los últimos años, destacó la capacidad para dar luchas de ofensiva en un contexto defensivo, y señaló que los desafíos del feminismo popular pasan por una resignificación de nuestros derroteros históricos de lucha, que apueste a reunir la descolonización y la despatriarcalización en una misma clave emancipatoria. Por último, Victorio Paulón, Secretario de Derechos Humanos de la Central, analizó las nuevas embestidas contra los trabajadores, marcadas por la precarización y las políticas antisindicales, y destacó que los logros del movimiento sindical se basaron en la masividad, la articulación y la resistencia. “Con gobiernos neoliberales no hay conflictos cortos”, afirmó, e hizo énfasis en el valor de haber renovado el movimiento con referentes que, en muchos casos, se incorporaron al trabajo a partir del 2003. Finalmente, marcó la necesidad de redoblar esfuerzos de cara a las elecciones, ya que “un proyecto como el que estamos sufriendo no se derrota con poca fuerza”.

En el cierre de la Jornada, Hugo Yasky, Secretario general de la CTA de los Trabajadores, reflexionó sobre el movimiento de trabajadores en perspectiva histórica, y llamó a construir las correlaciones de fuerza para ser gobierno, en democracia y con los votos, ya que no hay otro camino para el avance del campo popular. A la hora de definir los desafíos que implica construir el poder necesario para enfrentar al bloque dominante que responde a los intereses de EEUU, señaló la importancia de forjar una unidad combativa del movimiento obrero, y asumir un rol protagónico en la articulación política de un frente nacional, con el kirchnerismo como punto de acumulación del campo popular.

Finalmente, las y los representantes de provincias y regionales de la CTA de todo el país acordaron realizar junto a la Secretaría de Formación nacional una serie de encuentros que durante los próximos meses lleven estos debates a toda la militancia de la Central, con vistas a fortalecer nuestra organización en el marco de la estrategia de construcción de unidad para consolidar la resistencia, y asegurar el triunfo electoral con una fuerza popular movilizada que permita sostener un camino de recuperación de derechos, justicia social y soberanía.