La reincidencia en las cárceles se baja con educación y deporte

Se iniciaron clases de boxeo en cuatro cárceles de Florencio Varela. El objetivo de estas clases es bajar los índices de reincidencia en el delito, con la inclusión del deporte.

Se trata de una iniciativa conjunta entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y la Federación Argentina de Box (FAB), que cuenta con el protagonismo de la profesora de box Alejandra Romero, y el periodista especializado en este deporte, Facundo Medina, quien es el Coordinador de Boxeo en contexto de encierro de la FAB.

La propuesta arrancó este jueves en las Unidades 23, 24, 31 y 32 de Florencio Varela y el martes de la próxima semana se extenderá a las Unidades 46 y 47 de San Martín, todas dependientes del Servicio Penitenciario Bonaerense.

“Queremos colaborar para que las personas privadas de la libertad se reconstruyan desde el deporte. Que hagan base con los valores de la actividad deportiva para que surta un cambio de mentalidad y dejen de pensar en el delito”, sostuvo Alejandra Romero, quien además es profesora de los cursos de directores técnicos de box.

En las cárceles Romero y Medina estuvieron acompañados por autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, del Servicio Penitenciario y de los profesores de Educación Física que cumplen funciones en los penales.

Desde el área de Deporte y Cultura del Ministerio mencionado, a cargo de la directora Claudia Rodríguez, dependiente de la Dirección de Inclusión del Ministerio de Justicia y DDHH que dirige Marcelo Iafolla, se logró articular con la “Federación Argentina de Box” para llevar clases presenciales de boxeo a las seis Unidades Carcelarias.

«Este trabajo mancomunado brindará espacios de contención, aprendizaje y estimulación con múltiples factores positivos físicos y emocionales, sin descartar las enseñanzas que se logran cumpliendo la condena, extrapolables a la vida en sociedad. Contrario a lo que secree, el boxeo disciplina, controla y enseña”, afirmó Rodríguez.

Cabe destacar que en cada uno de los penales se sumaron entre 30 y 50 interesados y los que culminen el seminario recibirán un diploma de la FAB.