La Secretaría de Trabajo desconoce el trabajo de las apps de delivery

La Secretaría de Trabajo de la Nación admitió que no hay una legislación que comprenda a lxs trabajadorxs que reparten a domicilio a través de plataformas digitales como Rappi, Glovo o PedidoYA.

Como respuesta a un pedido de información pública solicitada por el grupo de abogadxs MAGMA, la cartera admitió que “la figura del `trabajador por cuenta propia económicamente dependiente`(a la que apelan algunos tribunales europeos para no considerar como falsos autónomos a los repartidores domiciliarios) no se encuentra legislado en Argentina”. De esta manera, la Secretaría que tras la renuncia de Jorge Triaca quedó a cargo del ministro de Producción y Trabajo Dante Sica, convalida la existencia de estas prácticas que precarizan el mercado laboral.

Desde MAGMA, sostienen que “la respuesta desmantela un sistema laboral que precariza las formas de contratación y a lxs trabajadorxs. Implica una desregularización con una ausencia legal tremenda porque las nuevas formas de contratación justamente son a través de estas aplicaciones”. Además advierten que no dar un marco legal a este tipo de trabajo permite dilucidar como será la mirada sobre el empleo y las relaciones laborales.

Con respecto a la Ciudad de Buenos Aires, ayer el juez Roberto Gallardo, titular del Juzgado Número 2 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, falló en contra de estas aplicaciones. Según la resolución, los trabajadores de delivery deberán tramitar la habilitación como prestadores del servicio de mensajería urbana y reparto domiciliario de sustancias alimenticias.

NuevoDocumento 2018-12-11 16.13.02