La científica desilusionada era un blef

Más de ciento cincuenta personas del ámbito académico, científico, intelectual y de la cultura firmaron una carta en la que piden votos para Juntos por el Cambio. En el texto llamado “Por qué votamos Juntos por el Cambio”, sostienen que “cuatro años no alcanzan para corregir la realidad de una Argentina cuyo atraso lleva décadas. Tenemos que consolidar el rumbo para evitar una nueva frustración. Frente al dilema pasado o futuro, nosotros apostamos al futuro”.

La carta está firmada por Juan José Campanella, Graciela Fernández Meijide, Santiago Kovadloff, Norma Morandini, Juan José Llach, Luis Alberto Romero y Juan José Sebreli, Luis Brandoni, Oscar Martínez, Marcelo Birmajer, Federico Andahazi, María Eugenia Estenssoro, Luis Quevedo, Marcos Novaro, Andrés Malamud, Guillermina Tiramonti, Marcelo Cavarozzi y Marcos Aguinis, entre otros. Según los intelectuales, “la Argentina logró atravesar situaciones críticas” y “se sentaron así las bases para el desarrollo al que todos aspiramos”.

“El gobierno de Mauricio Macri respetó la división de poderes y se abstuvo de utilizar las herramientas del Estado para fines partidarios. Un ejemplo de ello fue la gestión de los medios públicos, antes usina de propaganda oficial, ahora al servicio de todos los argentinos. De las cadenas nacionales y programas que denigraban opositores, pasamos a una relación respetuosa del pluralismo y de la privacidad de los ciudadanos. Este gobierno puso, en ese sentido, las cosas en su lugar”, indicaron, ignorando los despidos masivos en la Agencia de Noticias Télam y el desmantelamiento de Radio Nacional y la TV Pública.

“La corrupción fue durante los años anteriores un ejemplo extremo del uso del Estado para beneficio personal. En 2015 se inició un proceso de drásticos cambios para transparentar las acciones de gobierno. Se buscó recuperar el valor de la honestidad como mandato indisociable de la función pública y el Poder Ejecutivo respetó el accionar independiente de la Justicia para sancionar a quienes cometieron delitos”, agregaron.

Entre lxs firmantes también figura la bióloga Marina Simian, que meses atrás concurrió al programa «Quién quiere ser millonario» de Telefé y destinó el dinero que ganó para el financiamiento de su investigación científica, cristalizando la falta de insumos económicos para lxs científicxs. «Me pasaron la carta y yo adhiero a eso. No tengo ningún problema en reconocerlo. Sí, me parece que la política científica de Macri es un desastre, pero la vida no tiene una sola dimensión. No estoy de acuerdo con los modos del kirchnerismo y nunca los votaría, punto», se justificó esta mañana en diálogo con la FM Con Vos.

1 Comentario

  1. No conocieron el amor verdadero, sin esa verdad es natural la dependencia. El camino es claro y el objetivo se va a cumplir con o sin ellos, lo único que pueden hacer es ganar algo de tiempo pero su formato mental es obsoleto y quedará en el pasado siendo parte del proceso evolutivo de la consciencia.
    No se puede culpar a un ciego porque no puede ver o está programado para no ver en determinadas circunstancias.

    No hay que descuidar el objetivo y el listón debe ser puesto lo más alto posible para que el esfuerzo tenga sentido, pensamos desde ese futuro, un lugar desconocido para la mayoría.

Comments are closed.