Larreta es insalubre

La Policía de la Ciudad reprimió este jueves a médicxs, residentes, enfermeros y concurrentes de hospitales públicos porteños que protestaban en las puertas de la Legislatura en rechazo a la nueva ley que regula la actividad. Pese al ataque policial y al reclamo de lxs diputadxs de la oposición, el macrismo logró los votos necesarios y aprobó la nueva reglamentación.

«Acaba de ocurrir un hecho gravísimo, Cambiemos se supera cada día: salimos a intentar parar la represión a residentes y concurrentes y nos impidieron volver a entrar para votar en contra. Aprobaron la ley sin votos negativos: nos tenían retenidos contra nuestra voluntad», denunció la referente del Frente de Izquierda, Myriam Bregman minutos después de la votación.

En la víspera de la sesión, lxs trabajadores de centros médicos denunciaron a través de un comunicado que «el nuevo proyecto de ley no nos considera como trabajadores de salud, desliga nuestro sueldo del proporcional de los profesionales de planta, nos quita licencias, dibuja a las guardias como ‘actividades de formación intensiva». Además, alertaron que la ley «permite sanciones ‘morales’ y legitima a las concurrencias como un trabajo no remunerado».

Fuentes consultadas por #LaGarcía explicaron que si bien la ley de Residencias está vigente desde 1985 y tuvo más de 40 reformas a lo largo de estos años, la semana pasada ingresó un proyecto a la Legislatura a través del cual el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta apuró su modificación. Desde la oposición, cuestionaron que la iniciativa macrista empeora la situación de precarización laboral de lxs residentes, que trabajan más horas que lxs médicxs de planta y gozan de menos días de licencia por estrés.