Las ollas quedan bien sólo en los cacerolazos

El cuerpo de Infantería de la Policía de la Ciudad reprimió ayer a miembros de organizaciones sociales que intentaban instalar una carpa en el Obelisco para personas en situación de calle.

La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), el Movimiento de Trabajadores Excluidos, Proyecto 7 y el Movimiento La Dignidad pretendían acampar y repartir colchones y comida para visibilizar la situación de más de 7000 personas que viven en situación de calle en la Capital Federal. Lxs militantes fueron atacados con gases lacrimógenos cuando intentaron bajar colchones para repartir.

El referente de la CTEP; Juan Grabois, responsabilizó a Horacio Rodríguez Larreta y afirmó que «hubo un montón de policías que reprimieron con gas y pegándoles a nuestros compañeros». “¡Quieren reprimir la solidaridad!”, escribió el dirigente en su cuenta de Twitter.

El defensor del Pueblo, Alejandro Amor, actuó como mediador con la secretaría de Seguridad porteña y acordó con los manifestantes desistir del acampe y realizar ollas populares hasta las 22 hs. para que puedan alimentarse aquellos que duermen en la calle. “La carpa no va a ser instalada. Era muy grande. La olla popular se instará con autorización del gobierno porteño hasta la noche”, indicó el funcionario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here