Llamen a todes

El abogado y juez Juan María Ramos Padilla denunció ante el Consejo de la Magistratura que «el propio presidente de la Nación, Mauricio Macri, ha puesto el aparato administrativo estatal – incluso a los servicios de inteligencia- para montar» un «irregular proceso» disciplinario contra el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. A través de un escrito, solicitó que se cite a declarar a funcionarixs, periodistas, legisladores y a todxs «aquellos a los que se pretende involucrar de alguna manera con el juez denunciado», entre lxs que se destacan el actual mandatario y la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

En primer término, Ramos Padilla pidió que presten declaración el propio Presidente, Mauricio Macri, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el actual fiscal General de CABA, Juan Bautista Mahiques. «A los nombrados se los interrogará sobre su relación e interés con los hechos y las personas investigadas en la causa de Dolores, sobre las agencias a las que se les dio intervención –formal o informalmente publica o de manera secreta- para impulsar este proceso o los expedientes conexos, quiénes fueron los funcionarios designados que tomaron parte y cuál fue el procedimiento administrativo adoptado», detalló.

Ramos Padilla requirió que lxs funcionarixs aclaren » si los pormenores de la denuncia y el proceso ante este Consejo fueron motivo de tratamiento en las reuniones de Gabinete de Ministros; si se han filtrado a la prensa a través de la Agencia Federal de Inteligencia o de alguna otra dependencia del Poder Ejecutivo Nacional escuchas vinculadas a exfuncionarios del gobierno anterior privados de su libertad; si estas filtraciones tienen como objetivo ser utilizadas en el marco de la campaña electoral presidencial».

En tanto, el abogado y juez sostuvo que los testimonios de las diputadas de la Coalición Cívica, Elisa Carrió y Paula Oliveto, y la parlamentaria del Mercosur Mariana Zuvic son «esenciales» para «determinar el modo en que el Estado a través de las denunciantes participó» en el «armado ilegal» conformado con los servicios de Inteligencia. «Se trata, de legisladores que recibieron escuchas ilegales y las introdujeron en el circuito judicial. Tendrían un vínculo directo con el falso abogado Marcelo D´Alessio y fueron quienes hicieron pública la investigación que se encontraba bajo secreto de sumario», remarcó.

Para Ramos Padilla, » si se pretendiera continuar con este insólito expediente» deberían ser convocadxs a declarar lxs co-denunciadxs por las dirigentes macristas. En este sentido, menciona la posibilidad de citar a lxs integrantes de la fórmula presidencial del Frente De Todxs, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, al exembajador ante el Vaticano, Eduardo Valdés, los diputados Rodolfo Tailhade y Agustín Rossi, y al juez federal Luis Rodríguez.

Asimismo, pidió que se cite a lxs detenidxs en la causa que tramita en Dolores, los expolicías Ricardo Oscar Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, y el falso abogado Marcelo Sebastián D´Alessio. La lista también incluye a los periodistas Horacio Verbitsky y Raúl Kollmann, «para que digan cómo obtuvieron la información vinculada a las primeras publicaciones», y los conductores Luis Majul y Jorge Lanata, «para que expliquen fundamentalmente cómo obtuvieron las escuchas que dieron a publicidad en los programas televisivos que conducen».

En tanto, Ramos Padilla afirmó que «aparece como conducente citar al periodista Cherquis Bialo quien fue demandado judicialmente por el entonces presidente del Club Atlético Boca Juniors y actual Presidente de la Nación, Mauricio Macri, por sus expresiones en los medios públicos y defendido en su momento por el estudio Ramos Padilla».

Por otra parte, el abogado y juez sugirió que se solicite a lxs titulares de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, que expliquen «el procedimiento de interceptación, captación, almacenamiento, traslado, incorporación al proceso y
destrucción de escuchas que ocurrió en el caso». «Deberán aclarar si se ha procedido puntualmente a dar cumplimiento con las órdenes de destrucción por el juez federal de Lomas de Zamora; si se llevó adelante un procedimiento de almacenamiento y
filtración con entidad suficiente para poder llevar adelante maniobras de espionaje político o judicial; si tienen interés particular o si alguno de sus subordinados tiene interés directo en el proceso seguido adelante en Dolores».

El listado se completa con los siguientes nombres: Juan Rodriguez Ponte, Federico Villena, Claudio Bonadío, el Secretario del Dr. Carlos Stornelli, Roberto Baratta, Juan Pablo Schiavi, Juan Pablo Curi, Leopoldo Moreau y Federico Fourquet, y «eventualmente también los secretarios de los jueces federales Bonadio y Villena».

El documento completo
JMRP. Ofrece prueba