Lombardi infinito

Lxs trabajadorxs de la Agencia de Noticias Télam realizan desde esta mañana un acampe permanente frente a la Cámara Nacional de Apelaciones de Trabajo para rechazar las maniobras y presiones sobre los jueces que ejerce el gobierno de Mauricio Macri y el Sistema Federal de Medios Públicos, a cargo de Hernán Lombardi.

Lxs trabajadorxs reincoporadxs luego de un fallo en primera instancia corren riesgo de perder su puesto de trabajo. Por presiones del Poder Ejecutivo, los expedientes de todos lxs trabajadores que estaban en la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones esperando que los jueces se expidan fueron diseminados por diversos juzgados. La Sala V ya había fallado a favor de lxs empleadxs de la Agencia TELAM por lo que instalaron un antecedente que se debería replicar en el resto de los casos. Sin embargo, en una maniobra ilegal, las causas fueron sacadas de la Sala V y diseminadas por diversos juzgados, lo que representa un grave peligro.

El abogado y delegado del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), Mariano Suárez afirmó que “se implosionó el expediente, se lo derivó a varios juzgados y ahora la Casa Rosada está presionando a cada uno de esos jueces que tienen una partecita de nuestras causas judiciales, intentando dictarle una sentencia para que convaliden los despidos”.

“Hubo innumerables actos de presión sobre la justicia. Tuvimos un fallo favorable en primera instancia, un fallo favorable en la Cámara de Apelaciones, en la Sala V y ante el riesgo de que estos antecedentes favorables se multiplicaran y se consolidaran en la totalidad de los trabajadores despedidos, el Gobierno metió mano a través de distintas maniobras ilegales y evidentes intentando presionar a los jueces”, explicó en el programa “Pasaron Cosas” en Radio Con Vos.

“Primero le promovió y está en curso un juicio político contra todos los jueces que fueron fallando a favor de los trabajadores, después intentó modificar el régimen sobre el mecanismo en que se sortean todas las causas de la Justicia Nacional del Trabajo, con el solo efecto de alterar la suerte de nuestros expedientes. Hace dos semanas designaron tres magistrados nuevos en la Cámara de Apelaciones con fuertes vínculos con el Gobierno, intentando desequilibrar las mayorías. Todas maniobras contrarias a lo que establece la ley y lograron arrebatarle las causas a los jueces que habían sido designadas por sorteo para diseminarla por otros tantos juzgados”, agregó.