Lxs Nadie son personas

El Segundo Censo Popular de Personas en Situación de Calle en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires registró un total de 7251 personas que duermen en las calles porteñas. Asimismo, corroboraron que 5412 personas viven a la intemperie, de las cuales 870 son niñxs y 1600 atraviesan esta situación por primera vez.

Según los datos difundidos esta tarde en conferencia de prensa por las organizaciones participantes, «el 80% de la población encontrada en situación de calle responde ser varón, el 19% mujer y 1% restante declara ser trans/travesti (42 personas)». El informe también relevó a 40 mujeres embarazadas.

Entre las causas que generaron que las personas tengan que dormir en la calle, el 42% de lxs consultadxs explicó que fue por la pérdida del trabajo, la incapacidad de pago de un alquiler o la ampliación de la familia. En tanto, el 77% afirmó que no pudieron acceder al subsidio habitacional por diferentes razones.

En el informe se cuantificaron 532 personas con alguna discapacidad y 1188 afirmaron haber padecido problemas de salud en los últimos dos años. Otrxs 1577 encuestadxs denunció haber atravesado algún hecho de violencia en los últimos años.

En cuanto al nivel educativo de lxs entrevistadxs, «el 73% respondió contar con estudios desde primarios, registrando casos que incluso afirman tener estudios universitarios».

Desde las organizaciones participantesinformaron que «el relevamiento se organizó durante 4 días, dos días hábiles y un fin de semana» y «participaron como censistas integrantes de organizaciones sociales y de instituciones públicas, incluso personas en situación de calle».

En este marco, detallaron que «se elaboró un cuadernillo de capacitación, con el que se formaron 500 voluntarixs y se realizaron 50 capacitaciones durante el mes de abril». «La participación de las personas encuestadas fue voluntaria y anónima. Para garantizar la confidencialidad de la información obtenida, se utilizó un código de identificación formado con las dos primeras letras del primer nombre y las dos primeras letras del primer apellido, más la fecha de nacimiento. De este modo también se evitó la duplicación de datos», explicaron.

Por otro lado, especificaron que «se censó en los 48 barrios de la Ciudad de Buenos Aires, organizados en 5 zonas, cada una de ellas con una persona responsable a cargo de la coordinación. Cada barrio fue dividido en cuadrículas o conjuntos de cuadras que durante los días que duró el censo fueron recorridas por un mismo grupo de censistas. Además, cada barrio tuvo como responsable a una organización con trabajo en ese territorio»

El informe completo
Informe Ejecutivo CPPSC2019 (1)