Macri envió armas al régimen de Áñez

El Gobierno de Bolivia denunció que Mauricio Macri proveyó de manera clandestina «material bélico» al régimen de Jeanine Áñez para reprimir protestas sociales ante el golpe de Estado contra Evo Morales.

Rogelio Mayta, canciller de Bolivia, detalló en conferencia de prensa el informe sobre el armamento que el expresidente habría proporcionado a Áñez. 

«El gobierno de Mauricio Macri, en 2019, también aportó equipamiento con material bélico para que se pueda reprimir la protesta social; para poder consolidar el gobierno que rompía el orden constitucional», expresó Mayta.

«La Argentina presidida por Macri le dio a las fuerzas munición letal. Y el 13 de Noviembre de 2019 se lo agradecían. Dos días después se produjo la masacre de Sacaba», añadió.

Además, el canciller dio a conocer una carta de un jefe militar boliviano fechada el 13 de noviembre de 2019 al entonces embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez García.

La nota del general Jorge Gonzalo Terceros Lara, comandante general de la Fuerza Aérea boliviana, dijo a Álvarez García que se dirigía al diplomático para «agradecerle por la colaboración prestada a esta institución armada en el marco del apoyo internacional entre nuestros países debido a la situación conflictiva que vive Bolivia».

El militar describió que «se recibió el siguiente material bélico de agentes químicos: 40 mil cartuchos AT12/70; 18 gases lacrimógenos en spray MK-9; 5 gases lacrimógenos en spray MK-4; 50 granadas de gas CN; 19 granadas de gas CS, y 52 granadas de gas HC».

En una entrevista concedida a C5N, Rogelio Mayta recalcó los puntos más salientes de su mensaje expresado horas antes. 

«Este material habría llegado para consolidar el gobierno de Añez por la fuerza. Hay una articulación que nosotros advertimos», expresó Mayta.

«Las municiones que fueron enviadas por Ecuador, fueron a través de transporte aéreo», añadió. 

Por su parte, Alberto Fernández lamentó la «colaboración» de Mauricio Macri con las fuerzas militares de Bolivia que en 2019 perpetraron el golpe de Estado contra Morales, y dijo sentir dolor y vergüenza.

Las masacres de Sacaba y Senkata

Las masacres ocurrieron después de que Añez ordenara la intervención de la Policía y las Fuerzas Armadas contra las manifestaciones populares en favor de Morales.

Los hechos se produjeron el 15 de noviembre de 2019 «cuando una columna de manifestantes, entre cocaleros e interculturales, fue interceptada en el puente Huayllani (Sacaba, Cochabamba) por fuerzas combinadas. El operativo terminó con nueve fallecidos, y un décimo fue reportado semanas después, luego de heridas graves», informó La Razón, de Bolivia.

Recordó que «cuatro días después, el 19 de noviembre, otra columna de manifestantes fue reprimida en Senkata, en El Alto. Otra vez policías y militares actuaron contra la movilización que bloqueaba la salida de combustibles de la planta de Senkata. Hubo otra decena de fallecidos».

Según un informe de la Defensoría del Pueblo, con reportes del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), las muertes en ambos hechos fueron por impactos de balas.