Más de 400 firmas notables en Estados Unidos y América Latina le piden a Biden finalizar el bloqueo a Cuba

A través de una carta al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, publicada en el New York Times este viernes, más de 400 intelectuales, artistas, políticxs, expresidentes, clérigos y activistas sociales reclaman: “Deja Vivir a Cuba”.

La carta está suscrita por Jane Fonda, Susan Sarandon, Danny Glover, Oliver Stone y Mark Ruffalo, los expresidentes Lula da Silva (Brasil) y Rafael Correa (Ecuador), lxs intelectuales Roxanne Dunbar-Ortiz, Judith Butler y Cornel West; por Argentina firmaron la exembajadora argentina ante el Reino Unido y Venezuela, Alicia Castro y el sociólogo, Atilio Borón; así como también organizaciones como the People’s Forum, Codepink y Black Lives Matter.

El texto hace un “llamado público urgente” para que Biden deshaga las “políticas crueles” que implementó la pasada administración del exmandatario de Estados Unidos Donald Trump, quien sumó 243 nuevas sanciones contra la isla.

“Nos parece inconcebible, especialmente durante una pandemia, bloquear intencionalmente las remesas y el uso por parte de Cuba de las instituciones financieras globales, algo necesario para la importación de alimentos y medicinas”, destacó la carta.

Lxs firmantes subrayaron que si Biden desea apoyar al pueblo cubano, tal como lo expresó el pasado 12 de julio, “debe revertir las restricciones de Trump y dejar de tratar a Cuba como un enemigo existencial en lugar de un vecino”.

A continuación, insertamos la carta completa traducida al español:
DEJA VIVIR A CUBA
Carta abierta al presidente Biden
Estimado presidente Joe Biden,
Es hora de tomar un nuevo camino en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Nosotros, los abajo firmantes, le hacemos este llamado público urgente para que rechace las políticas crueles implementadas por la Casa Blanca de Trump que han creado tanto sufrimiento entre el pueblo cubano.
Cuba, un país de once millones de habitantes, atraviesa una difícil crisis debido a la creciente escasez de alimentos y medicinas. Las protestas recientes han llamado la atención del mundo sobre esto. Si bien la pandemia de Covid-19 ha demostrado ser un desafío para todos los países, lo ha sido aún más para una pequeña isla bajo el peso de un embargo económico.
Nos parece inconcebible, especialmente durante una pandemia, bloquear intencionalmente las remesas y el uso de las instituciones financieras mundiales por parte de Cuba, dado que el acceso a dólares es necesario para la importación de alimentos y medicinas.
Cuando la pandemia azotó la isla, su gente, y su gobierno, perdieron miles de millones en ingresos del turismo internacional que normalmente irían a su sistema de salud pública, distribución de alimentos y ayuda económica.
Durante la pandemia, la administración de Donald Trump endureció el embargo, hizo a un lado la apertura de Obama e implementó 243 «medidas coercitivas» que intencionalmente han estrangulado la vida en la isla y creado más sufrimiento.
La prohibición de las remesas y el fin de los vuelos comerciales directos entre Estados Unidos y Cuba son impedimentos para el bienestar de la mayoría de las familias cubanas.
«Apoyamos al pueblo cubano», escribió usted el 12 de julio. Si ese es el caso, le pedimos que firme inmediatamente una orden ejecutiva y anule las 243 «medidas coercitivas» de Trump.
No hay razón para mantener la política de la Guerra Fría que requería que Estados Unidos tratara a Cuba como un enemigo existencial en lugar de un vecino. En lugar de mantener el camino trazado por Trump en sus esfuerzos por deshacer la apertura del presidente Obama a Cuba, le pedimos que siga adelante. Reanude la apertura y comience el proceso de poner fin al embargo. Poner fin a la grave escasez de alimentos y medicamentos debe ser la máxima prioridad.
El 23 de junio, la mayoría de los estados miembros de las Naciones Unidas votaron para pedirle a Estados Unidos que pusiera fin al embargo. Durante los últimos 30 años, esta ha sido la posición constante de la mayoría de los Estados miembros. Además, siete relatores especiales de la ONU escribieron una carta al gobierno de Estados Unidos en abril de 2020 con respecto a las sanciones a Cuba. «En la emergencia pandémica», escribieron, «la falta de voluntad del gobierno de Estados Unidos para suspender las sanciones puede conducir a un mayor riesgo de sufrimiento en Cuba».
Les pedimos que pongan fin a las “medidas coercitivas” de Trump y vuelvan a la apertura de Obama o, mejor aún, inicien el proceso de poner fin al embargo y normalizar plenamente las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.