No fue «desahogo sexual», fue violación

Crece el rechazo hacia el fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, quién utilizó el término «desahogo sexual» para morigerar la situación procesal de los cinco jóvenes señalados como «la manada de Chubut», acusados de violar a una adolescente de 16 años en Playa Unión, en Puerto Madryn, en 2012. Además de las organizaciones feministas y populares, se expresaron el ministro de Interior, Eduardo Wado de Pedro, la minitra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni.

De Pedro, pidió este miércoles que «se investigue a fondo el accionar del fiscal” y enfatizó en la necesidad de una reforma de la justicia. “No toleramos más que se le dé la espalda a las víctimas. Es necesaria una reforma de la Justicia y que se investigue a fondo el accionar del fiscal en esta causa”, escribió el funcionario en Twitter.

Por su parte, la ministra Gómez Alcorta sostuvo que esto demuestra la enorme falta de perspectiva de género que tiene el poder judicial. “Lo entendemos como una muestra más de una cuenta pendiente del poder judicial que está vinculado a que la enorme cantidad de operadores y operadoras del servicio de justicia que carecen de perspectiva de género al dictar las resoluciones”, afirmó la ministra.

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, expresó a través de las redes sociales su «repudio absoluto a las “expresiones” del fiscal y indicó que están analizando “los planteos correspondientes para no dejar esta causa impune”. Según publicó la Agencia Télam, el mandatario provincial pedirá su destitución ante el jurado de enjuiciamiento provincial.

¿Quién es el fiscal Rivarola?
En febrero de 2017, el juez federal de Esquel Guido Otranto dictó el procesamiento del Fernando Rivarola y su colega María Bottini en una causa por espionaje ilegal que en 2014 involucró a decenas de asambleístas del movimiento No a la Mina y a la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia del Departamento de Cushamen. Se los investigó por aceptar información ilegal proveniente de un agente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Finalmente fue absouelto por la Cámara de Casación provincial. EL periodista Sebastián Premici le contó a La García que la actuación del fiscal Rivarola fue clave para la detención de Jones Huala.