«Nunca más a una Justicia contaminada por los servicios de Inteligencia»

El Presidente Alberto Fernández anunció este martes que enviará al Congreso un proyecto de reforma de la Justicia Federal y cuestionó la intromisión de los servicios de Inteligencia. «Nunca más a una Justicia contaminada por servicios de Inteligencia», reclamó ante la Asamblea Legislativa.

En el tramo más contundente de su discurso inaugural, Alberto remarcó que «ningún ciudadano, por más poderoso que sea, está exento de la ley» y aclaró que ser poderoso tampoco «hace que se pueda «presumir culpable». «Cuando se presume la culpabilidad de las personas se está violentando la Constitución sino también los principios de derecho», subrayó.

En este marco, Alberto repudió la «mancha ominosa» en un sector de la Justicia y anticipó que en los próximos días enviará al Parlamento un proyecto de reforma del sistema federal de Justicia.

Alberto también rechazó las «persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias» que el macrismo impulsó y fueron «silenciadas por cierta complacencia mediática». Alberto pidió que «nunca más» haya «una Justicia contaminada por los servicios de Inteligencia», ni «operadores judiciales» que posibiliten «procedimientos oscuros y linchamientos mediáticos». «Nunca más a una Justicia que persigue según los vientos políticos del poder de turno, lo digo con la firmeza de una decisión profunda», enfatizó.

Por otra parte, Alberto anunció que dejarán de existir los «fondos reservados» en la Agencia Federal de Inteligencia, que durante su gestión será intervenida. Esas partidas presupuestarias, anticipó, serán reasignadas «para financiar el plan Argentina contra el Hambre».