Organizaciones denuncian escalada de violencia contra senegaleses

Este martes organismos de derechos humanos difundieron un comunicado en el que denuncian escalada de violencia ejercida por el Estado contra vendedores ambulantes senegaleses en la Ciudad de Buenos Aires.

“La mayor comunidad de solicitantes del estatuto de refugiado en Argentina viene sufriendo una creciente embestida contra sus derechos humanos. Durante los últimos meses, los barrios de Flores y Balvanera fueron testigos de operativos policiales desproporcionados para perseguir a vendedores ambulantes, en su mayoría de nacionalidad senegalesa, allanamientos violentos e injustificados, intimidación constante, hostigamiento y reiterados episodios de violencia física y verbal contra trabajadores  senegaleses, ejercidos por la Policía de la Ciudad”, sostiene el comunicado firmado por el CELS y Amnistía Internacional entre otros.

“La comunidad senegalesa viene denunciando un gravísimo incremento –en cantidad e intensidad- de diferentes formas de persecución y violencia por parte de la policía desde 2016, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como la de La Plata, y en localidades del conurbano bonaerense sur”, afirma el texto.

La declaración no sólo responsabiliza al gobierno y a la Ciudad de Buenas Aires sino también a la justicia porteña: “Tanto la policía como la fiscalía utilizan un perfil racial para la criminalización de los trabajadores senegaleses. En junio de 2017, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre Discriminación Racial ya había expresado su preocupación por la escalada de violencia contra los migrantes africanos en Argentina, expuestos al acoso y la extorsión por la policía, y la ausencia total de mecanismos de protección a los que puedan acceder”.