Padecer la década infame

La justicia sobreseyó al ex titular de la Unidad de Información Financiera (UIF) José Sbatella en una causa por supuesta violación de secreto contra el Grupo Clarín. Después de diez años, el Juzgado Criminal y Correccional Federal 8 dio por extinguida la acción penal impulsada por el multimedios. La causa era del año 2010 y se acusaba a Sbatella de difundir en el sitio web de la UIF un comunicado de prensa informando sobre la denuncia penal contra el Grupo Clarin S.A.,Banco Patagonia S.A., Consultatio S.A. y J. P. Morgan Chase Bank. El comunicado también daba cuenta de una investigación futura por el posible lavado de activos derivado de los hechos denunciados. La presentación de Clarín, incluía la mención de la noticia en el programa televisivo “678”, el 8 de julio de 2010.

Sbatella habló con La García sobre el recorrido judicial. “Ellos consideraban que yo no podía hablar de la estafa del Grupo Clarín con el tema de las AFJP y me inician la denuncia por violación del secreto. El fiscal dijo que no había delito porque se consideraba que eso ya era público. Sólo quedó la querella de Clarín impulsando la causa, no tenían fiscales que me acusaran. Es una de las pocas excepciones que hizo la Cámara de aceptar que la querella siguiera el juicio sola”, indicó.

Según la querella, en el programa de la TV Pública Sbatella “ratificó y amplió la información, todo en clara y manifiesta contradicción con el secreto que imponía el art. 22 de la Ley 25.246”. Según esa ley, los funcionarios y empleados de la Unidad de Información Financiera están obligados a guardar secreto de las informaciones recibidas en razón de su cargo. Además, los abogados de Clarín indicaron que se trataba de “un plan en el que se evidenciaron intimidaciones, avasallamientos, amenazas, hostigamientos, excesos y abusos que se verificaron desde distintos órganos del Estado Nacional para con el Grupo Clarín y sus integrantes durante la gestión del Gobierno Kirchnerista”. Sin embargo, los fiscales desistieron de impulsar la denuncia porque consideraron que no había delito ya que la causa contra Clarín era pública. El diario Crítica había difundido anteriormente el negociado con las AFJP advertido por el ex ejecutivo de JP Morgan Hernán Arbizu. Además, la UIF estaba obligada por el Grupo de Acción Financiera Internacional a publicar las acciones vinculadas a la aplicación de la ley.

“La verdad es que la persistencia en la persecución y los recursos destinados a perseguir a los que consideraban Top 5 de enemigos, uno era yo, es de admirar y de soportar. Se sintieron afectados por la denuncia mía por estafas en la que el testigo principal era Hernán Arbizu. En ese momento, ningún juez lo tomó. Era el delito precedente que habilita entrar después por el lavado de dinero. Clarín se sintió muy herido y no pararon de denunciarme ni en esa, ni en otras cuestiones a través de intermediarios”, agregó Sbatella.