Periodistas e intelectuales repudian el Golpe de Estado en Bolivia

El Frente de Comunicadores por la Libre Expresión de los Pueblos se expresó contra el Golpe de Estado cívico-militar que forzó la renuncia de Evo Morales y repudiaron el ataque contra periodistas argentinxs que se encuentran realizando sus labores en La Paz. La conferencia de prensa fue encabezada por Stella Calloni, Carlos Aznarez, Atilio Borón y Verónica Zapata, entre otrxs.

La periodista Stella Calloni sostuvo que en Bolivia «siempre existió un apartheid» y advirtió que el actual Golpe fue perpetrado por los mismos sectores que en 2008 también intentaron desestabilizar el Gobierno de Evo Morales. Además, la escritora pidió «solidaridad» con el país andino y exhortó a que «detengamos esta masacre», que está fogoneada por Estados Unidos para «dominar su patio trasero y saquear sus recursos».

En tanto, el director de Resumen Latinoamericano, Carlos Aznarez, añadió que este Golpe fue planificado «desde hace mucho tiempo» y resaltó que «al imperalismo le molestaba Bolivia, como le molesta Venezuela, Cuba y como le va a molestar el gobierno de Alberto y Cristina Fernández en Argentina». En este sentido, subrayó que «a Evo Morales no lo golpearon por los errores que cometió, sino por el éxito de haber incluido a una población que siempre fue excluida y por poner en alto el nombre de Bolivia en los foros internacionales».

Por su parte, la periodista boliviana Verónica Zapata instó a la comunidad internacional a condenar el Golpe «civil, militar, policial y mediático» que se perpetró en Bolivia y advirtió que «están masacrando al Pueblo». «Las imágenes de horror que llegan nos hacen recordar épocas pasadas, de torturas, de persecución política», lamentó.

En otro tramo de la conferencia organizada por el Grupo de Empresas Sociales y Trabajadores Autogestionados de la República Argentina (GESTARA), el politólogo Atilio Borón explicó que en la región se reemplazaron los golpes blandos «por una vuelta a la forma más primitiva y brutal de golpes latinoamericanos de la década del ’60». «En Bolivia hubo un Golpe de Estado a la antigua», indicó, al tiempo que mencionó la complicidad de las Fuerzas Armadas y de la Policía de ese país, que «han estado profundamente penetradas y entrenadas por distintos brazos del aparato norteamericano a lo largo de los años».

El filósofo mexicano Fernando Buen Abad, enmarcó el derrocamiento de Evo en «una guerra de información» y resaltó la necesidad de «ponerle nombre, lugar y fecha a toda la información que transita», así como revelar «el tejido profundo metido en esta danza porque en la medida en que no clarifiquemos al enemigo podemos caer en una larga lista de confusiones».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here