Por Amparo sobre faltas y virtualidad : la justicia intima o Acuña se tiene que hacer responsable con su sueldo

La justicia porteña le ordenó a la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, que cumpla con la medida cautelar que le impide a las escuelas computar las faltas a quienes opten por no asistir a clases en forma presencial o deberá pagar 50.000 pesos por día de su sueldo.

La medida fue dispuesta por el titular del Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario N 13, Guillermo Scheibler, quién dio lugar al reclamo del colectivo “Familias por la Salud” representadas por el abogado Hernán Mirasole. El juez le ordena a Acuña que en un plazo de 24 horas le comunique a los establecimientos educativos privados y públicos la vigencia de la medida cautelar que impide computar las faltas. De no hacerlo, deberá pagar una multa de 50.000 pesos diarios de su sueldo.

La denuncia fue hecha por el colectivo integrado por familias ante el incumplimiento de la medida cautelar que les impidió a los establecimientos educativos computar las faltas a quienes opten por no asistir a clases en forma presencial. También se realizaron otras presentaciones, entre ellas una que pide que se les ponga una multa diaria al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta por no acatar el DNU del presidente Alberto Fernández que suspende las clases presenciales por quince días ante el aumento de contagios.