Primera reunión de la Mesa conjunta sobre documentación de inteligencia vinculada a violaciones a los derechos humanos

La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia y el secretario de Derechos Humanos de la Nación encabezaron la primera reunión de la Mesa conjunta sobre documentación de inteligencia vinculada a violaciones a los derechos humanos, creada a través de la Resolución 467/2021, publicada en el Boletín Oficial. 

Junto a Cristina Caamaño y Horacio Pietragalla Corti, participaron el presidente del Archivo Nacional de la Memoria (ANM), Marcelo Castillo; el director del Archivo General de la Nación (AGN), Pablo Fontdevila; entre otros.

La Mesa tiene como objetivo cumplir con la tarea encomendada por el presidente de la Nación, Alberto Fernández de «robustecer la excepcional tarea llevada a cabo en conjunto con organismos de derechos humanos y restantes dependencias del Estado Nacional, relacionada con la protección y sistematización de archivos históricos obrantes en la Agencia Federal de Inteligencia, referidos al rol de los organismos de inteligencia en las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas por parte del Estado Argentino que se investigan en los procesos de Memoria, Verdad y Justicia».

La interventora, Cristina Camaño, destacó que el mandato presidencial de ‘sanear los sótanos de la democracia’, «también refiere a no perder de vista el rol de los servicios de inteligencia durante la dictadura cívico-militar. Para esto, es necesario continuar y mejorar el relevamiento documental, que nos permita aportar a la política de Memoria, Verdad y Justicia y avanzar con la reconstrucción de nuestra historia reciente».

Por su parte, Horacio Pietragalla Corti indicó: «Es muy importante destacar que no ocultamos archivos como Estado y eso creo que hay que ponerlo en valor. El acceso a estos archivos sirven para la historia colectiva de nuestra Nación».

La próxima convocatoria de la Mesa conjunta sobre documentación de inteligencia vinculada a violaciones a los derechos humanos será para los equipos técnicos, quienes deberán acordar un plan de trabajo para abordar el enorme fondo documental de la Ex SIDE, compuesto, entre otras series documentales, por 250 mil fichas que contienen un número indeterminado de partes de inteligencia microfilmados con información sobre personas y organizaciones.