Procesan a la cúpula de la AFI macrista

El juez Federal de Dolores Alejo Ramos Padilla procesó este miércoles, en un extenso fallo de 979 páginas, a los ex titulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por espionaje ilegal. Ambos en sus cargos de Director y Subdirector respectivamente, según el fallo, eran quienes determinaban los objetivos programáticos de las acciones de inteligencia. Aquéllos consistían en investigar a las agrupaciones políticas, organizaciones sociales y sindicatos, sus actividades y referentes los cuales no respondían a una problemática vinculada a la defensa nacional o la seguridad interior como es el narcotráfico, la trata de personas o el terrorismo. Antes bien, a través del repaso de los documentos durante el fallo, la actividad de los imputados estuvo orientada a la recopilación y análisis de información sobre actividades políticas.
Según el fallo emitido por el juez Federal de Dolores, todos aquellos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia imputados en esta causa han tenido algún tipo de participación responsable, tanto desde lo material como desde lo funcional, en este circuito de inteligencia ilegal en la provincia de Buenos Aires. Desde julio de 2016 y durante todo el año 2017 se ha montado una estructura de inteligencia con fines ilìcitos y prohíbidos. Se comprobó que esas tareas implicaron el registro de reuniones, manifestaciones, acciones de comunicación y otra serie de eventos, así como la compilación exhaustiva de datos personales de las personas espiadas. Cabe destacar que esas acciones de relevamiento, compilación y análisis están expresamente prohibidas por la Ley Nacional de Inteligencia Nº 25.520. Además aquéllas personas y agrupaciones espiadas se encontraban en el desempeño de acciones lícitas y que implicaban el libre ejercicio de los derechos que protegen la ley y la Constitución en un Estado democrático.
Otro de los puntos que destaca el fallo es el caso de Gustavo Arribas implicado dado su rol de máxima autoridad del organismo estatal de inteligencia. Mientras la subdirectora Silvia Majdalani fue la funcionaria que se nutría diariamente de la información de inteligencia reunida por las nueve delegaciones provinciales y que, de acuerdo con sus funciones específicas, fijaba los objetivos de inteligencia específicos y adoptaba las decisiones en base a la información recopilada por sus dependientes.
Por todo lo mencionado hasta aquí, se ha dispuesto un embargo sobre los bienes y dineros de cada uno de los procesados por la suma de $20.000.000 (veinte millones de pesos).
Agregamos el fallo en sus consideraciones finales del juez federal Alejo Ramos Padilla.
procesamiento