Provincia de Buenos Aires por ahora sin restricciones

«La temporada está en funcionamiento, pero se ha visto un crecimiento muy acelerado de los casos de contagios», dijo el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, después de reunirse con algunos intendentes de la provincia de Buenos Aires por la preocupación que generó el aumento de los casos de covid-19 este verano.

Cuando se esperaba el anuncio de un «toque sanitario», el gobernador de la provincia de Buenos Aires ratificó una advertencia: apelar a la responsabilidad social. «Estamos en 3.000 casos diarios y el crecimiento es preocupante. Los atribuimos a la circulación de gente y el contacto entre ella. Si queremos cambiar la situación tenemos que reducir la circulación hasta tanto la vacuna haya inmunizado a un porcentaje mayor de la población», dijo Kicillof.

«Lo que hemos resuelto es poner más énfasis en el llamado al cumplimiento de todas las medidas de cuidado porque es la única forma de evitar los contagios de momento. Reducir los contactos. Y nuestro objetivo central es sostener la producción siempre y cuando no se ponga en riesgo la salud».

El gobernador también habló de fortalecer los controles y le pidió a la población que vuelva a implementar «las medidas que ya conocen». El gobernador hizo un recordatorio de las medidas que no se están cumpliendo: evitar las reuniones en lugares cerrados, lavarse las manos con frecuencia, usar barbijo, volver al distanciamiento. «Todo es mucho más fácil con la colaboración de la sociedad», dijo.

«Vamos a tener una reunión con Ciudad y Nación y a partir de ese encuentro, sabremos si hay que tomar alguna decisión que vamos a anunciar en los primeros días de la semana que viene con la anuencia del Gobierno nacional», sentenció el gobernador de la provincia de Buenos Aires.

La palabra de Axel Kicillof: