¿Qué hacemos con Stornelli?

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, le pidió este lunes al Procurador General interino, Eduardo Casal, que «urja el procedimiento de remoción y/o desafuero» del fiscal en rebeldía, Carlos Stornelli. Además, el magistrado citó a indagatoria para el próximo 11 de septiembre al empresario Dov Kilinsky, vinculado al Mossad para consultarle sobre su relación con el falso abogado Marcelo D’Alessio.

En el oficio fechado el 30 de agosto pero que se conoció hoy, Ramos Padilla sostuvo que «teniendo en cuenta el tiempo transcurrido, además del hecho de que fue rechazado por la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal el recurso extraordinario intentado por la defensa de Stornelli contra la resolución dictada por dicha Cámara vinculada con la rebeldía oportunamente decretada en esta instancia líbrese oficio al Procurador General de la Nación Interino a efectos de solicitarle -una vez más- que urja el procedimiento de remoción y/o desafuero del fiscal».

Asimismo, remarcó que «ya ha transcurrido un tiempo más que suficiente sin que se haya avanzado en el procedimiento reclamado» y recordó que «se le solicita al Sr. Procurador tenga en cuenta que el Dr. Carlos Stornelli sólo ha sido convocado a desarrollar un acto de defensa, que la declaración de rebeldía dispuesta el 26 marzo del corriente fue confirmada en todas las instancias –en las que incluso participó la defensa del fiscal Stornelli y, por supuesto, los representantes del Ministerio Público Fiscal».

En este sentido, añadió que «pese a estar rebelde fueron tratados en esta instancia y en las superiores todos los planteos que formuló por sí o por intermedio de su defensa el fiscal imputado, en las que se rechazaron aquellos remedios procesales (nulidades, recusaciones, planteos de competencia, etc.)». «Debe recordarse que las cuestiones vinculadas a la prueba del caso, y en especial aquellas que hacen a la defensa del imputado o la intervención de este tribunal – recusación, competencia, etc.- pueden y deben darse en el marco de la causa judicial y que aquellos expedientes administrativos en los que se analiza una cuestión de puro derecho, como la rebeldía confirmada en todas las instancias no deberían extenderse mucho más en el tiempo».

Para Ramos Padilla, «no existe ninguna posibilidad que esta investigación o que decisiones judiciales emanadas en el marco de esta causa puedan afectar o entorpecer el correcto funcionamiento del Ministerio Público Fiscal, de alguna de sus dependencias o de las investigaciones que lleva adelante – como en algún momento planteó el imputado para eludir los llamados de la justicia-; máxime cuando todas las decisiones que se adoptan en el marco de este expediente son controladas por todas las partes que intervienen en el proceso, entre las que se encuentran –por supuesto- la defensa del Dr. Stornelli y el Ministerio Público Fiscal y pueden ser revisadas por los órganos
jurisdiccionales superiores a través de las vías recursivas pertinentes».

En concreto, el juez de Dolores subrayó que «ha transcurrido más de medio año desde que se convocó al fiscal a prestar declaración indagatoria» e insistió en remarcar que «las instancias superiores han confirmado su rebeldía, la competencia del tribunal y han instado a este Juez a avanzar en la investigación». «Durante este tiempo se han formulado numerosas convocatorias de similar tenor. La mayoría de los imputados se ha presentado frente al primer llamado. Se han dictado numerosos autos de mérito que incluso han sido consentidos por el representante local de ese Ministerio Público Fiscal», se explayó.

LA RESOLUCIÓN COMPLETA
OFICIO CASAL