El reemplazante de Gils Carbó nombró fiscales antiterroristas

El Procurador General interino, Eduardo Casal, encomendó la creación de una estructura que elabore una estrategia contra el extremismo y el terrorismo internacional, pese a que en Argentina no existen causas por esos delitos, más allá de los atentados perpetrados a la Embajada de Israel y a la AMIA durante la década de 1990.

En la resolución, que se adjunta al final de la nota, el funcionario expresa que «resulta adecuado realizar los estudios necesarios con miras a diseñar, con los recursos disponibles dentro de este ámbito, una estructura dedicada a facilitar y elaborar una estrategia institucional contra el extremismo violento y el terrorismo internacional de acuerdo con las pautas antes expuestas, que contribuya a dotar al sistema judicial de aquellas herramientas necesarias para abordar de manera integral ese fenómeno delictivo de extrema complejidad y actualidad».

En este sentido, insta al «doctor Juan Manuel Olima Espel, Secretario a cargo de la Secretaría de Coordinación Institucional que, en cumplimiento de los objetivos expuestos en los considerandos elabore, dentro del plazo de noventa días, un programa para avanzar en su desarrollo».

Expertos jurídicos consultados por #LaGarcía pusieron en duda la legitimidad de esta resolución y advirtieron que el Procurador subrogante está incurriendo en un abuso de autoridad puesto que no puede dictar estos actos si Alejandra Gils Carbó sigue aún en el cargo y no tiene facultades para definir la política criminal y crear una fiscalía de esta indole. Cabe recordar que la funcionaria se encuentra en uso de licencia.

En este contexto, corresponde que Casal sea citado por la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público y le caben sanciones penales y administrativas.

PGN-3544-2017-001