Regreso a clases: los gremios porteños preparan medidas y reclaman información

Por Celeste del Bianco para Tiempo Argentino

Los gremios docentes porteños definen las medidas que tomarán el próximo lunes cuando inicien las clases presenciales. El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, adelantó la semana pasada que, de manera gradual, se volverá al sistema completo “como era antes de la pandemia” por lo que los sindicatos están en alerta. Ademys hará un paro el 2 de agosto y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) realizará comités de Higiene y Seguridad en todas las escuelas. Hasta el momento, ninguno de los dos gremios recibió información sobre cómo serán los nuevos protocolos.

Este jueves a las 15 habrá una reunión en el Ministerio de Educación con representantes de UTE para discutir el nuevo protocolo. Si bien el gobierno anunció el cambio de modalidad, aún continúan vigentes las medidas que establecen la obligatoriedad de un metro y medio de distancia entre cada estudiante, lo que llevó a dividir los grupos en diferentes burbujas. El secretario adjunto de UTE, Eduardo López, anticipó que “habrá mucho lío si modifican e incumplen con el metro y medio”.

“Las clases vuelven en todo el país pero con distanciamiento, acá volverían sin distanciamiento. A nivel nacional rige el metro y medio y no vamos a ser cómplices de la politización de la pandemia de Larreta para sacarse una foto con todos los chicos juntos y que se generen contagios. En un aula entran 15 con distancia. Si en los cines hay aforos,¿por qué en las escuelas no?”, le dijo a Tiempo Argentino.

Además, López adelantó que se crearán comités de Higiene y Seguridad que estarán integrados por familias, estudiantes y docentes para custodiar el distanciamiento y comentó que aquellas escuelas que no lo cumplan serán denunciadas y no darán clases.“En la reunión vamos a plantear el cumplimiento del distanciamiento y el viernes tenemos plenario para debatir lo que nos dijeron. La norma todavía no está derogada más allá de sus anuncios, por ahora el metro y medio continúa vigente en los protocolos. Tienen que cumplir con los cuatro mandamientos: distanciamiento, doble ventilación, barbijo y lavado de manos frecuente en la escuela. En la foto ellos las cumplen y a la comunidad educativa la quieren meter en un lugar cerrado, sin doble ventilación. Donde no se cumpla con las leyes, los comités vamos a resolver no dar clases en esas condiciones”, afirmó el gremialista.
Por el lado de Ademys, ratificaron el paro para el lunes 2 de agosto y una asamblea para delinear los pasos a seguir. La secretaria general del gremio, Mariana Scayola, sostuvo que no tuvieron ninguna actualización sobre cómo será el nuevo sistema y que la única información “es la de los medios”. “El gobierno dice que van a ir todos los chicos todos los días, pero no da de baja oficialmente a los protocolos con lo cual queda una situación difusa, donde sí hay que aplicar protocolo y distancia de un metro y medio es imposible que vayan todos los pibes todos los días. Entiendo que esto se va a terminar de definir en estos días porque no han dado más precisiones ni en las escuelas ni en los sindicatos de cómo piensan implementar una cosa asíl”, le dijo a este diario.

El cronograma anunciado tiene diferentes etapas. A partir del 9 de agosto volverán a las aulas primero, segundo y tercero de secundaria junto con primero, segundo, tercero y cuarto de secundarias técnicas. Dos semanas después del receso, el nivel primario. “Una vez completada la secundaria, y siempre que la situación sanitaria lo permita, el 17 de agosto volverán a la rutina habitual los chicos del Nivel Primario, los de modalidad especial, los de escuela para adultos, los del nivel superior no universitario y los de los Centros de Formación Profesional. El 23 de agosto lo harán los chicos y chicas del Nivel Inicial”, dijo Larreta.

Ante esto, Scayola sostuvo que el jefe de gobierno “se mueve como si hubiera terminado la pandemia”. “Es prácticamente imposible que se haga todos todos los días, tendrían que adecuar nuevos espacios. Nosotros lo que hacemos es fraccionar la burbuja en dos y para poder ubicar a 25 chicos tiene que haber más espacio físico disponible para duplicar la cantidad de aulas que hay en la escuela, ya sea en otros espacios o en la misma escuela. Además, abrir todo el sistema al mismo tiempo vuelve a la discusión del uso del transporte público. Hoy los grupos van fraccionados y eso descomprime el transporte público. No han dado solución a este tema y niegan que los pibes lo usen, sabemos que ha sido una fuente de contagio. No hubo ningún tipo de arreglos de infraestructura”, afirmó.