Represor prófugo en Berlín

Descubrieron en Berlín al represor prófugo Juan Esteban Kyburg, quien fue segundo comandante de la Agrupación Buzos Tácticos y jefe del Departamento Personal de, Operaciones y Logística de la Base Naval de Mar del Plata. Se lo acusa de participar de crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar. Está prófugo desde el 2013 luego de que el juez Santiago Inchausti hizo lugar al pedido del fiscal Pablo Larriera y ordenó la detención de 19 marinos y dos policías, entro los estaba incluido. El pedido se dio en el marco de la causa por delitos de lesa humanidad cometidos en el ámbito de los centros clandestinos de detención que funcionaron en la Base Naval y en otros establecimientos dependientes de la Armada Argentina en la ciudad balnearia y que tuvieron como víctimas a 148 personas.

En 2017 Luis Tomé y Néstor López Corrales, dos argentinos residentes en el país europeo, se enteraron de la posibilidad de que Kyburg estuviera en Alemania y comenzaron a investigar. Se contactaron con el Centro Europeo para los Derechos Humanos y Constitucionales (ECCHR), que puso a un equipo de abogados a investigar el caso. Finalmente descubrieron que vivía en el barrio de Friedrichshein pero era imposible extraditarlo porque tiene pasaporte alemán y la ley impide la extradición de sus ciudadanos. Ante esta situación, en 2018 Anahi Marocchi, cuyo hermano y cuñada están desaparecides, presentó la denuncia a la Fiscalía General en Alemania. La mujer se trasladó hasta allí para hacer la declaración y la acusación formal en el caso como parte querellante. Su hermano Omar Marocchi está desaparecido desde 1976.

“He tenido que venir a Alemania a buscar justicia para los casos generados en la dictadura, entre los que está el caso de mi hermano. Si Kyburg estuviera en Argentina, estaría condenado. Pero tengo la esperanza de que las autoridades alemanas ahora se encarguen de que él enfrente la condena que legalmente le corresponde”, afirmó Anahí Marocchi. La causa N° 4447/1402 de Kyburg tramitaba en la Fiscalía de Mar del Plata y Kyburg integraba la lista de 49 prófugos emitida por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Nación, que ofreció una recompensa de 500.000 pesos argentinos para quién aportara información.

La García dialogó con Néstor López Corrales, impulsor de la búsqueda junto a Luis Tomé, quién destacó el trabajo de la ECCHR en conjunto con la Fiscalía de Mar del Plata. “El esfuerzo de los abogados de Derechos Humanos en Berlín ha sido muy grande porque ellos tuvieron que traducir toda la acusación, ver los puntos en común con la justicia alemana”, expresó.

“Nos dijeron que había una persona prófuga por delitos de lesa humanidad y que residía en Alemania. Con un amigo mío, Luis Tomé, que es exiliado, nos pusimos a recabar información sobre esta persona y después nos pusimos en contacto con el Centro que está dirigido por Wolfang Kaleck, reconocido abogado especialista en derechos Humanos y con estrecha relación con los casos de Argentina. En una primera reunión con un Asesor Legal del ECCHR, Simón Rau, hoy fallecido, le informamos de la presencia del represor en Alemania y ellos se pusieron a trabajar en el caso para ver qué posibilidades habría de concretar la extradición”, explicó Corrales cuyo hermano, Andrés Fabián López Corrales fue torturado y asesinado en Mar del Plata durante la dictadura.

El director del ECCHR, Wolfgang Kaleck, sostuvo que Alemania debe asumir su responsabilidad y juzgar a Kyburg. “La ciudadanía alemana de K. no debe protegerlo de la persecución penal. El caso de Omar Marocchi es solo uno de los miles de casos de opositores politicxs que fueron torturadxs, asesinadxs, abusadxs, y secuestradxs en Argentina. Alemania debe asumir su responsabilidad y juzgarlo aquí”, indicó.

El periódico alemán Bild ubicó al represor y lo filmó mientras caminaba apaciblemente junto a una mujer en Berlín.