Rodolfo Páez: “Si me expulsan, tendré que ir a vivir abajo de un puente”

El campesino Rodolfo Páez, acusado y enjuiciado por usurpación por Finca La Jujeña, una firma vinculada a Blaquier, conversó con #LaGarcía y se refirió al proceso judicial en su contra. En la entrevista, recalcó que vive en el Paraje Las Vertientes hace 50 años y que allí conoció a su actual compañera, Jacoba Lidia López: “Yo estoy desde 1968. Ahí conocí a mi actual esposa, y ahí trabajé 50 años, con la hacienda, sembrando, arando la tierra y dándole de comer a los animales”, narró a la salida de una nueva audiencia.

“Mi señora nació en el lugar: tiene 69 años y todavía estamos viviendo en el lugar”, agregó el hombre, que denunció que su hijo y su esposa fueron obligados a firmar un convenio con la empresa por apenas 20 hectáreas. Junto a su familia, crian una centena de vacas, cada una de las cuales necesita 5 hectáreas para vivir, por lo que rechaza el ofrecimiento de la firma. “A la gente la corren y las amenazan con armas”, denunció.

Páez subrayó que “trabajamos y dejamos trabajar sin molestar a nadie” y aclaró que “la finca de ellos no nos toca”, debido a que la producción de la empresa tenía producción a 15 kilómetros del área de disputa, según declaró el administrador en las primeras audiencias del juicio.

“Si me expulsan no sé qué voy a hacer. Tendré que irme abajo de un puente, no sé”, dijo Páez, emocionado por el apoyo que recibió de organizaciones rurales y sociales de Jujuy.

En tanto, el exsubsecretario de Agricultura de la Nación, Ramiro Fresneda, declaró en los tribunales jujeños y afirmó que “es una situación de muchísima injusticia que se siente en el banquillo a una persona que está muy lejos de los ilícitos penales”. “El único delito que cometió es vivir con su familia durante tres generaciones en ese paraje haciendo patria, produciendo alimentos y cuidando el ambiente”.