Se cumplen diez años del asesinato de Mariano Ferreyra

Se cumplen 10 años del asesinato de Mariano Ferreyra, el militante del Partido Obrero que fue víctima del ataque de una patota sindical de la Unión Ferroviaria mientras participaba de una protesta de trabajadores tercerizados en las vías de la estación de Avellaneda (Kosteki y Santillán) del ferrocarril Roca. Murió de un balazo en el pecho tras ser perseguido por afiliados del sindicato ferroviario dirigido por José Pedraza para que desalojen el lugar. Mariano tenía 23 años, participaba de la Federación Universitaria de Buenos Aires y luchaba por los derechos laborales de personal tercerizado y despedido del ferrocarril. Ese día, el 20 de octubre de 2010, también fueron heridos de bala los militantes Nelson Aguirre y Ariel Puntos y la militante Elsa Rodríguez, que quedó con lesiones de gravedad.

Una semana después murió Néstor Kirchner. «Estoy acongojado por el crimen del joven militante jamás se puede justificar este tipo de cosas, son horrendas, dolorosas, tremendas. No se debe dejar ningún vestigio de impunidad y castigar a los autores intelectuales y materiales», afirmó Kirchner al enterarse de la noticia mientras participaba de un acto en Chaco como diputado nacional. Dos días después volvió a referirse al caso. «No tengan ninguna duda que la presidenta ha impulsado la investigación de los autores intelectuales y materiales del hecho», afirmó en referencia al impulso del Gobierno Nacional a cargo de Cristina Fernández para esclarecer los hechos. Cinco días más tarde, falleció de un infarto en El Calafate.

En abril de 2013, el secretario general de la Unión Ferroviaria, José Pedraza fue condenado a 15 años de prisión por ser instigador del asesinato de Mariano Ferreyra. Pedraza era el titular de la Unión Cooperativa Mercosur y su gremio administraba la contratación de trabajadores tercerizados con el aval de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (Ugofe), que gerenciaba la línea que comienza en la Estación Constitución. Los sueldos y las cargas sociales de los empleados contratados se pagaban con dinero aportado por la Secretaria de Transporte, y las cooperativas cobraban un canon fijo por cada trabajador que declaraba. Según pericias contables incorporadas en la causa que publicó la Agencia Télam, entre junio y diciembre de 2010, la empresa de de Pedraza recibió gracias a este mecanismo 10 millones de pesos.

También fue condenado el sindicalista Juan Carlos Fernández, que también recibió 15 años de prisión por ser instigador del crimen. El barrabrava de Defensa y Justicia Cristian Favale y Gabriel Sánchez recibieron una pena de 18 años de prisión por ser los autores materiales. El Tribunal presidido por el juez Horacio Días, sentenció también a Pablo Marcelo Díaz (18 años); Jorge Daniel González; Salvador Pipitó (11 años cada uno) y Claudio Alcorcel (8 años). Durante el proceso se comprobó además la complicidad policial en el hecho, y, por ello, los comisarios de la Policía Federal Luis Mansilla y Jorge Ferreyra recibieron 10 años.

Fuente: Agencia Télam

Cristina Fernández sobre Mariano Ferreyra y Néstor Kirchner: