Si en la Argentina hay hambre, la grieta es moral

Diputadxs de la oposición presentaron un proyecto unificado de Emergencia Alimentaria y pidieron una sesión especial para el jueves. La propuesta lleva la firma de los trece representantes del FpV-PJ, el Bloque Justicialista, el Frente Renovador, el interbloque de Red por Argentina, el Movimiento Evita, Somos y de partidos provinciales, entre otros. Consenso Federal y el Frente de Izquierda no firmaron pero aseguraron su presencia para la sesión del jueves.

El proyecto prorroga hasta el 31 de diciembre de 2022 la emergencia alimentaria nacional, que vence el 31 de diciembre este año, según la Ley 27.345. Además dispone “un incremento de emergencia” de, como mínimo, el 50% de las partidas presupuestarias de este año. Además indica que la Jefatura de Gabinete puede actualizar trimestralmente estas partidas presupuestarias, tomando como “referencias mínimas” el aumento de la variación porcentual del rubro ‘’alimentos y bebidas no alcohólicas’’ del IPC y la variación de la canasta básica alimentaria según el INDEC.

El jefe del bloque Movimiento Evita, Leonardo Grosso, afirmó que “la oposición está unida y decidida a aprobar la Emergencia Alimentaria porque entendemos que es una necesidad urgente”. Por su parte, el diputado de Unidad Ciudadana Agustín Rossi afirmó que “comer no puede ser un privilegio”. “El Gobierno no puede seguir negando la situación que se vive en todo el país, con millones de pibes que pasan hambre”, escribió en las redes sociales.

Se presentó un segundo proyecto que lleva tres firmas de Unidad Ciudadana – PJ y también promueve que se extienda la emergencia hasta el 31 de diciembre de 2020. Además, establece la creación del Consejo Federal de Políticas Alimentarias y Nutricionales como órgano desde donde se planifique en esta materia.

Ayer la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, dijo que «la emergencia alimentaria depende del Congreso de la Nación y es en ese marco que se va a tratar”. Luego de una reunión junto al ministro de Producción, Dante Sica, con la CGT, la funcionaria descartó un decreto para paliar la situación social. «Reasignamos partidas, aumentamos la cantidad de raciones para los comedores, también se habló del bono para la AUH y se generó un diálogo para poder explicar todas estas acciones. No quedamos en hacer otra reunión, pero estamos permanentemente en diálogo», describió Stanley ante la prensa.

De la reunión participaron Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (estacioneros), Antonio Caló (UOM), José Luis Lingieri (Obras Sanitarias), Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (Comercio) y Gerardo Martínez (Uocra) quienes salieron sin hacer declaraciones.

Ayer, el refente de la Tupac Amaru Coco Garfagnini expresó su enojo con los dirigentes sindicales a través de las redes sociales. “La CGT se sacó una foto para mostrar sensibilidad frente al drama del hambre. Ahora deben estar buscando restaurant en Puerto Madero. Mañana en los medios de 9 a 12 te cuentan la preocupación de la cgt frente al hambre de nuestro pueblo”, escribio en su cuenta de Twitter.

Ayer el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, minimizó la situación de hambre en el país y sostuvo que no se tiene que hacer política con la Emergencia Alimentaria. “Se trata de una cuestión muy delicada y no debiera hacerse política con eso, nosotros nunca la hicimos y no vamos a entrar en esa variable (…) No hay que utilizar el sufrimiento de la gente para hacer política”, afirmó en una conferencia de prensa. Luego de la reunión de Gabinete, Finocchiaro se refirió a los pedidos de la oposición para realizar una sesión especial en el Congreso y dijo que están “analizando cuánto tiene de política tiene o cuánto no”.

Según un informe de la Universidad Católica Argentina, cuatro de cada diez niñxs y adolescentes bonaerenses se alimentan en comedores comunitarios o escuelas. Según los datos publicados a fines de agosto por el Observatorio de la Deuda Social Argentina que el 14,5% de los chicos pasaron hambre en el último año, cifra que supera a la media nacional, del 11%.