Sigue el Asbesto en CABA

Lxs trabajadorxs del subte levantaron los molinetes esta mañana para denunciar la presencia de asbesto en los trenes de la Línea B. El sindicato Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y de Premetro (AGTSyP) realizó hoy desde las 7 a las 9 de la mañana la apertura de molinetes en la Estación Lacroze para reclamar por la presencia de asbesto, un material considerado cancerígeno, en algunas formaciones de la red de subtes.

A través de un comunicado, lxs metrodelegadxs indicaron que la empresa Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) se niega a tomar las medidas necesarias para cuidar la integridad de lxs empleadxs. “Realizamos medida de fuerza en la estación Federico Lacroze que consiste en abrir los molinetes, debido a la problemática del asbesto, ya que luego de ser reconocido públicamente por SBASE (Subterráneos de Buenos Aires) seguimos sin ser incluidos en el RAR (registro de agentes de riesgo). Queremos que todo el personal de Metrovías sea parte”, indicaron.

“Recordamos, que como denunciamos en forma permanente desde marzo del 2018, las flotas de las diferentes líneas están en su mayoría contaminadas por este material cancerígeno y que, a pesar de tener conocimiento de esta situación, ni SBASE ni Metrovías han hecho nada en los últimos 15 años para modificar esta situación que pone en riesgo la vida de miles de trabajadores y trabajadoras del subte”, recordaron.

En octubre, tras la denuncia de varios operarios de subte el titular de SBASE, Eduardo de Montmollin, reconoció «que hay documentación» que confirma la presencia de ese contaminante en las formaciones que no fue leída al momento de comprárselos a España. «Compramos los trenes asumiendo que estaban en condiciones, ya que a nivel de Unión Europea hay una ley que prohíbe la comercialización de equipamiento con esta sustancia», explicó el funcionario. «En teoría, los técnicos de SBASE… no puedo garantizar que se hayan leído absolutamente todas y cada una de las páginas de los manuales técnicos pero la posición conceptual es que asumimos que, si en la documentación figuraba algo, el metro de Madrid había tomado ya medias y que lo que estaban vendiendo ellos estaban en condiciones de vender», justificó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here