Soy cordobes, me gusta…

Este domingo casi tres millones de cordobeses concurrieron a las urnas para definir al nuevo Gobernador de la provincia en una elección con alta trascendencia a nivel nacional dado que el padrón representa el 8,8% de lxs votantes de todo el país. Con un Cambiemos disuelto tras la ruptura de Mario Negri con la UCR provincial, el peronista Juan Schiaretti logró posicionarse como el favorito para renovar su mandato.

La elección en este distrito clave se dirimirá entre tres binomios, pese a que el actual gobernador prevé su reelección por una diferencia holgada: la fórmula de «Hacemos por Córdoba», con Juan Schiretti-Manuel Calvo a nivel provincial y con Martín Llaryora-Daniel Passerini con altas chances de arrebatarle Córdoba capital al radicalismo; la dupla de la histórica Lista 3 de la Unión Cívica Radical, Ramón Mestre-Carlos Briner; y los candidatos de Córdoba Cambia, Mario Negro-Héctor Baldassi.

El actual gobernador votó pasadas las 9:30 en la mesa 2120 del Instituto Villada de la ciudad de Córdoba y aclaró que sería «absolutamente apresurado hacer un análisis nacional a partir de estas elecciones provinciales».

«Los cordobeses sabemos muy bien que cuando elegimos gobernador e intendentes, buscamos a la mejor persona que pueda cumplir con esa función y, luego, cuando elegimos al Presidente, también hacemos lo mismo», resaltó.

Schiaretti, que se presentó a sufragar con su clásica campera roja, explicó que esta prenda es su «cábala» para las elecciones y sostuvo que espera que los ciudadanos «concurran en forma masiva a elegir a su gobernante».

Al ser consultado sobre el apoyo de dirigentes nacionales que recibió por ejemplo el candidato de Córdoba Cambia, Mario Negri, afirmó: «A mí no me incomoda que vengan de afuera, pero ni por asomo es una elección nacional, es absolutamente provincial y municipal».

El gobernador cordobés celebró que es un «día espectacular de la democracia», y dijo que esperaba que los cordobeses concurran «de manera masiva» a las urnas.

Consultado por la boleta única que se utiliza en estos comicios, que generó cuestionamientos por parte de los otros partidos que participan de la contienda electoral, Schiaretti dijo: «Es una de las pocas provincias con boleta única, que garantiza transparencia, es importante que Córdoba haya sido el primer distrito en usarla».

«No tengo elementos para decir que la gente no sepa votar, confío en la capacidad de los cordobeses, es tan fácil como usar el celular», sostuvo.

Por su parte, el candidato por la Unión Cívica Radical, el intendente de la ciudad capital Ramón Mestre, emitió su voto a las 8.30 en la escuela Larrea del Barrio Maipú. El presidente de la UCR provincial destacó que más allá de algunas demoras en las aperturas de mesas, que consideró normal, las elecciones en Córdoba se desarrollan con «normalidad».

Acompañado por su esposa y por el secretario de Modernización de su gestión, Marcelo Cossar, y pidió «prudencia» ante los posibles resultados de estas elecciones.

Asimismo, fue consultado sobre la ruptura de Cambiemos en la provincia, situación que dividió a sus candidatos en dos listas: la UCR que él encabeza y el frente de Córdoba Cambia que impulsa para gobernador al diputado (UCR-Cambiemos) Mario Negri, y al respecto dijo que sabía de las «asimetrías y dificultades».

Sobre el tema también resaltó que a pesar de esas diferencias la coalición se armó en la provincia como un «proyecto que nos orgullece porque es cordobés».

«Lo hemos hecho convencidos de los valores que nosotros expresamos», apuntó a los medios la emitir su voto en una escuela de la ciudad de Córdoba.

Ante la prensa, el jefe comunal de Córdoba aseguró que es optimista «por naturaleza» y contó que iba a comer un asado con sus conocidos para luego seguir el escrutinio.

Mario Negri, postulante por Córodba Cambia concurrió a sufragar cerca de las 11 de la mañana con fuertes críticas al Gobernador Juan Schiaretti: «En esta campaña gobernó el silencio», señaló al tiempo que sostuvo que «la nuestra ha sido una competencia muy fuerte en términos de recursos, porque competimos contra el Estado».

«Acá han venido muchos dirigentes y amigos de todos lados. No es una elección nacional claramente pero yo me siento orgulloso. A mí me vino acompañar Elisa Carrió, Maria Eugenia Vidal, Gerardo Morales, Horacio Rodríguez Larreta y Brandoni. Me llama la atención que en Córdoba no quieran que venga la gente en un país y un mundo global. El Gobernador también recibió muchas visitas: estuvo Lavagna y Urtubey, salvo que hayan venido de turistas», agregó el presidente el Interbloque Cambiemos en Diputados luego de emitir su voto en la Escuela Juan Zorrilla de San Martín, en Cerro de las Rosas.