Te ponés la gorra, Macri

El gobierno de Mauricio Macri habilitó a las fuerzas policiales y de seguridad a pedir el documento de identidad en las estaciones de tren de todo el país a modo preventivo. A través de la Resolución 845, publicada hoy en el Boletín Oficial, se pone en marcha el “Programa Ofensores en trenes” para “prevenir delitos” en este sistema de transporte.

La medida instruye a las distintas policías y Fuerzas de Seguridad a que “extremen los recaudos y facultades de control que le son propias en zonas de ingreso, egreso, tránsito y/o permanencia de personas que utilizan el transporte público en trenes de pasajeros, teniendo por objeto, a través de la verificación de identidad de las mismas, la constatación de la posible existencia y/o vigencia de medidas restrictivas de carácter judicial”.

document(2)

Lxs efectivxs podrán elaborar un acta “en caso de comprobarse la existencia de medidas restrictivas”. “Se comunicarán a la autoridad judicial pertinente, labrándose un acta en la que se notificará a la persona identificada de lo que en consecuencia disponga dicha autoridad”, sostiene el texto.

El programa estará a cargo del Ministerio de Seguridad, dirigido por Patricia Bullrich, y podrá articular con las distintas provincias.

Entre los argumentos se sostiene que es para “hacer más eficiente el accionar policial, como así también continuar en la adopción de medidas proactivas a fin de erradicar y/o reducir la comisión de ilícitos en el transporte público de trenes interurbanos”.