Tu incapacidad para gobernar

Luego de la dura derrota electoral del Gobierno, el dólar reflejó subas de hasta $20 y llegó a venderse a $65 en la city porteña. Hacia el cierre de la rueda, las pizarras del Banco Nación, que suele tener la cotización más baja, cotizaban $51 para la compra y $55 para la venta.

En este contexto, el Banco Central se vio forzado, por primera vez desde septiembre de 2018, a vender reservas para menguar la corrida cambiaria. Asimismo, la entidad monetaria intervino en el mercado de futuros y subió la tasa a un valor récord: 74,752%.

Según pudo relevarse en los sitios web de los bancos privados, el ICBC tuvo el pico de cotización de la divisa norteamericana, al venderla a $66, valor que se redujo a $57 hacia las 15. En el Mercado Único y Libre de Cambios el billete verde tuvo un alza del 17,1% y trepó a $53.

Desde el Banco Central intentaron contener la devaluación y tomaron una serie de medidas que contemplaron el aumento de la tasa de referencia en un 11% para totalizarla en 74,782%. Además, se licitaron U$S100 millones de las reservas a $55,431 en las primeras horas de la mañana y a $54,755 por dólar hacia el mediodía. También hubo una subasta de U$S30 millones del Tesoro Nacional. La Bolsa de Comercio, a su vez, operó en baja y registró un desplome del 32%, en tanto que el riesgo país por momentos superó los 900 puntos básicos.