Un fallo de la Corte Suprema a favor de los jubilados

La Corte Suprema de Justicia de la Nación falló hoy en la caso Blanco en contra de ANSES y definió que el índice que debe aplicar el Gobierno para actualizar los haberes de los jubilados que ganaron un juicio contra el Estado es Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (ISBIC).

El fallo tuvo los votos a favor de Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda. El único magistrado que votó en contra fue el presidente del máximo tribunal Carlos Rosenkrantz.
De esta manera, el Estado argentino deberá seguir usando el sistema de actualización que existía antes de que se sancionara la denominada Reparación Histórica para ajustar el monto que debe cobrar mensualmente: el ISBIC y dejar de lado el indicador llamado Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) instalado por el gobierno de Mauricio Macri, lo que generaba un perjuicio económico para los jubilados.

Según informó el Centro de Información Judicial, también la Corte declaró la inconstitucionalidad de las resoluciones de ANSeS N° 56/2018 y de la Secretaría de Seguridad Social N° 1/2018 que cambiaban el índice ISBIC por la variación del RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), y ordenó comunicar al Congreso de la Nación el contenido de la sentencia a fin de que, en un plazo razonable, se fije el indicador para la actualización de los salarios computables para el cálculo del haber inicial en el período 1995-2008, ratificando que, hasta que ello ocurra, esa actualización se hará por aplicación del citado ISBIC.

Lucio Orlando Blanco, jubilado desde el año 2003 bajo el régimen de la ley 24.241 de 1993, dedujo demanda contra la ANSeS con el objeto de obtener la recomposición de su beneficio.