Vacío de poder

Los mercados volvieron a mostras variables negativas tras las reuniones que la comitiva del Fondo Monetario Internacional mantuvieron con representantes del Gobierno y de la oposición. Este martes, el dólar avanzó hasta los $58,66 pese a que el Banco Central dilapidó U$S302 millones, el Riesgo País superó los 2000 puntos básicos y la bolsa se derrumbó 5%.

Frente a este panorama, el Presidente convocó a una reunión de urgencia en la Casa de Gobierno en la que participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el titular del Banco Central, Guido Sandleris. Además, estuvo presente la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. El encuentro se extendió hasta pasadas las 19hs.

Si bien la divisa norteamericana había iniciado la semana en calma, al final de la rueda cerró por encima de los $58: en la city porteña, las pizarras llegaron a mostrar el precio vendedor a $58,66, en tanto que en el Banco Nación se vendió a $58. El diario Ámbito Financiero registró, además, picos de $61 en algunas bancas privadas.

De esta manera, el billete verde creció un 2,5%, tendencia que no fue amortiguada ni siquiera por la sangría de reservas: para intentar contener la nueva devaluación, el Banco Central remató otros U$S302 millones de las reservas en siete subastas, superando el máximo registrado hace dos semanas, que fue de 248 millones. En lo que va de agosto, la autoridad monetaria vendió U$S1061 millones.

Pero no fueron las únicas subastas, ya que la entidad que conduce Guido Sandleris también vendió U$S60 millones por cuenta y orden del Tesoro Nacional.

En tanto, la Bolsa de Comercio descendió un 5% y registró caídas de acciones en 12% y de 13,2% en bonos dolarizados. En este marco, el Riesgo País rompió el techo de los dos mil puntos y se fijó en 2001 puntos básicos, marcando una cifra inédita en 14 años.