Variante Delta: Nuevas medidas para los viajeros que ingresen a CABA 

La variante Delta, originada en India, mantiene alerta a especialistas de la salud quienes estiman que es un «120% más contagiosa» que el virus inicial de la ciudad china de Wuhan.

Ante el avance de la cepa, las autoridades de la provincia y la ciudad de Buenos Aires coincidieron en la necesidad del cumplimiento del aislamiento obligatorio por parte de quienes regresan al país desde el exterior. 
En el caso de los bonaerenses incluirá cuatro días de estadía en un hotel, cuyo costo deberá asumir el viajero, y completar los siete días restantes en su domicilio.

En la Ciudad de Buenos Aires, el protocolo reciente indica que aquellas personas que el test en Ezeiza les da negativo; podrán cumplir en su casa el aislamiento obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional y deberán testearse en el séptimo día. 

Si luego del séptimo día la persona que permanecía aislada no se presenta a realizar el testeo, también serán visitados para conocer la razón y facilitarles la realización del test.

Si el test obligatorio que se le realiza en Ezeiza da positivo, la persona cumplirá con el aislamiento de 10 días en uno de los hoteles que la Ciudad tiene a disposición para estos casos. Además, el Gobierno nacional se encargará de analizar la muestra para determinar la cepa del virus. 

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, pidió este miércoles a la población «disminuir los viajes internacionales». Además, confirmó que el costo de los hoteles en los cuales deben permanecer aislados al regresar al país estará a cargo de esas personas.

«Tenemos que hacer los mayores esfuerzos para disminuir la cantidad de viajes internacionales y que quien no tenga necesidad imperiosa de viajar no lo haga; cada persona que vuelve puede traer la variante Delta», advirtió Quirós.

Siguiendo la línea de advertencias, la titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, defendió este lunes la medida de limitar el regreso del exterior a 600 pasajeros por día. «El ingreso de la variante Delta podría arruinar todo un proceso de vacunación», advirtió en diálogo con C5N la funcionaria.

La normativa que establece que puede entrar al país un cupo de 600 pasajeros por día rige hasta el 9 de julio, a la vez que ratifica que continúan suspendidos los vuelos provenientes del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Chile, Brasil, India, países africanos y Turquía.